Cuando España vio nacer una Era en Argentina

CompartirCerrar Comentarios
El 12 de octubre de 1974, hace exactamente 43 años, La Roja visitó a la Albiceleste en El Monumental, donde empezaba el legendario ciclo de Menotti.

El 12 de octubre de 1974, ni Argentina ni España eran las potencias futbolísticas que son hoy. La Albiceleste venía de ser séptima en el Mundial de Alemania (solamente ganó un partido, contra Haití) y La Roja ni siquiera se había clasificado a la Copa del Mundo de ese año. Pero aquel día, hace hoy exactamente 43 años, se cruzaron en el estadio de River Plate para darle inicio a la inolvidable Era de César Luis Menotti, el hombre que debutaba en el banquillo argentino y que revolucionaría la historia de este deporte en el país sudamericano.

Por Neymar, los más ricos del mundo

La revolución menotista fue un cambio de paradigma. En El Monumental de Núñez, para un partido con el que apenas contó con un par de entrenamientos (había asumido el cargo sólo 10 días antes del encuentro), Menotti comenzó un ciclo que iba a durar ocho años y que no sólo le iba a dar a Argentina el primero de sus dos únicos títulos del mundo (1978 y 1986). El Flaco fue el responsable de recuperar el prestigio perdido en 1958, cuando tuvo lugar el recordado 'desastre de Suecia'. A partir de su arribo, la Selección se convirtió en prioritaria para los futbolistas argentinos. 

Menotti GFX

Ese 12 de octubre de 1974 se puso en juego la segunda edición de la Copa Hispanidad, que acabó en uno de los dos empates (1-1, goles de Rogel y Pirri) que registra el historial entre los dos equipos (se enfrentaron 13 veces, con seis triunfos para los sudamericanos). 

“Ese encuentro lo resolví formando un equipo de emergencia con los jugadores de Boca que en ese momento andaban muy bien y los de Huracán, a quienes conocía por haberlos tenido tres años conmigo. El juego no me sirvió para sacar ninguna conclusión, pero sí para ir comprendiendo todos los problemas extrafutbolísticos que iban a surgir, las presiones que debería soportar", recordaría Menotti años después, en referencia al Mundial de 1978 que se iba a organizar en Argentina.

Argentina España 1974

El artículo sigue a continuación

"A pesar de que yo había aclarado que ese partido ya estaba comprometido y por eso iba a formar un equipo de emergencia con apenas dos o tres días de entrenamiento, muchos criticaron después la actuación de los jugadores preguntándose si ése era el famoso fútbol de toque que proponía Menotti”, decía El Flaco.

Ese día Argentina salió al campo con Rubén Sánchez; Vicente Pernía, Jorge Paolino, Roberto Rogel y Jorge Carrascosa; Miguel Angel Brindisi (Marcelo Trobbiani), Francisco Russo, Carlos Babington (Osvaldo Potente); René Houseman, Edgardo Di Meola y Enzo Ferrero. La España del inolvidable Ladislao Kubala formó con Iribar; Sol, Benito, Castellanos, Capón; Claramunt, Pirri, Iruretagoyena; Benítez (García Soriano), Quini (Villar) y Churruca. 

El 1-1 de River fue anecdótico, pero España fue testigo del inicio de una Era en Argentina. Menotti marcó un antes y un después en la organización, en la planificación, y en la manera de pensar los equipos albicelestes, tanto en la Absoluta como en las juveniles (en 1979 ganaría, ya con Maradona en el campo, el Campeonato Mundial disputado en Japón). Con su llegada se acabarían los despidos o renuncias sistemáticas de seleccionadores, y nacería el concepto de trabajo a largo plazo. Emparentado con la idea del fútbol bien jugado, él solía decir que "el gol debe ser un pase a la red". Su visión de juego y su manera de pensar el fútbol lo conducirían al Barcelona en 1983, pero eso ya es otra historia. 

Próximo artículo:
Futbolistas que han defendido las camisetas de Cruz Azul y América
Próximo artículo:
Héctor Moreno pondera jugar en un equipo grande de Europa como la Roma
Próximo artículo:
VÍDEO: Neymar, bromea: "Espero ganarlo yo"
Próximo artículo:
¡Así quedó el XI ideal de FIFA!
Próximo artículo:
A Zidane le deben un The Best
Cerrar