Cristiano afronta el desafío de Neymar con números de Balón de Oro

Comentarios
Ronaldo suma ya los mismos goles que a estas mismas alturas de la temporada pasada. Lo que fue el preludio de una temporada gloriosa

OPINIÓN

Al Real Madrid nunca hay que enterrarle. Está permitido dudar de él. Máxime cuando completa una temporada tan errática como la actual, irregular, plagada de resbalones de lo más inesperados. Pero nunca hay que enterrarle hasta el pitido final del último encuentro de temporada. Es algo sabido por todos. E igual sucede con Cristiano Ronaldo. Ganador de tres Balones de Oro, tres Champions League, una Eurocopa y dos Botas de Oro desde su ‘fallecimiento’ en 2014 cuando cumplía los 29 años muy lejos del palmarés y los méritos de Lionel Messi entonces. El gen ganador y luchador del club blanco se mimetiza con el del crack luso. Y viceversa. Como Florentino Pérez gusta decir en casi cada presentación, Cristiano nació para jugar en el Real Madrid. Pero esta vez es de verdad. Todos lo hemos visto.

Zidane: "Es mentira que haya pedido que se marche Isco"

Esta semana, Ronaldo cumplió 33 años ya. Y en una entrevista, el luso reconoció que ya no puede hacer “algunas cosas como cuando era más joven”. Le honra. La fuga de habilidades es humana y natural. Además, es palpable. Pero a estos niveles, no es tan habitual reconocerlo. Hace falta estar muy seguro de tí mismo y de tus propias capacidades restantes para confesarte así, cuando tu vida y las ilusiones de millones de personas penden de ello. Y Cristiano está muy seguro de sí mismo. Y eso debería ser un aviso para todos los navegantes. Enterradores, o no.

Cristiano Ronaldo Neymar 25102014

El artículo sigue a continuación

Hazard: "¿El Real Madrid? Nunca se sabe"

Recuerdo nítidamente cómo ya sucedió algo similar la temporada pasada, en la zona mixta del Allianz Arena. Cristiano llevaba siete meses (¡siete!) sin marcar en Champions League, y se cernían las dudas sobre él. Esa noche había anotado un doblete al Bayern Múnich. “He hecho un cambio radical. Este año me he preparado para estar bien en los dos últimos meses”, decía el ‘7’ desde las entrañas del estadio bávaro. Nadie reparó entonces en lo que quería decir. Pero tras aquello vinieron otros 8 goles más en los cuatro partidos siguientes en Europa, que trajeron consigo la Duodécima para el Real Madrid, el quinto Balón de Oro y otros tantos galardones más. El lobo enseñó su pata por debajo de la puerta. No mintió. Por mucho que desde el exterior se le quiera ver como la abuela del cuento una y otra vez, es una criatura feroz. 

Ahora llega el PSG con toda la fanfarria posible a su alrededor. Se lo han ganado a base de megalómanas inversiones en fichajes, así como una trayectoria impoluta en Francia y en la fase de grupos de la Champions. Es la eliminatoria de Neymar, además, puesto que dejó el confortable abrigo del Barcelona precisamente para ganar eliminatorias como éstas, ante el campeón de campeones en Europa, que le tiene apuntado en su agenda desde hace más de una década. Pero eso sí, el vigente Balón de Oro sigue vistiendo de blanco aún. Y se llama Cristiano Ronaldo. Y lleva los mismos goles (20) que la temporada pasada a estas mismas alturas. Que ya sabemos todos cómo terminó. Por eso yo no voy a enterrarlos. Ni al Real Madrid, ni a Cristiano Ronaldo. Porque con ellos de por medio, y aunque desde la mirilla parezcan cándidos e inofensivos, siempre cabe esperar que puedan tirar la puerta abajo en cualquier momento. Como el año pasado. O el anterior. O el anterior del anterior…

Próximo artículo:
VIDEO: El espectacular gol de Matías Fernández ante Toluca
Próximo artículo:
Millonarios - Once Caldas, por la Liga Águila 2018 II: formaciones, día, horario y TV
Próximo artículo:
Teo: "Cometí un error muy grande cuando estuve en Racing"
Próximo artículo:
La batalla del Superclásico: diez cosas que Boca le envidia a River
Próximo artículo:
La batalla del Superclásico: diez cosas que River le envidia a Boca
Cerrar