thumbnail Hola,

El gol del jugador brasileño y el extraordinario partido del meta Esteban permiten a los andaluces encarrilar el camino de vuelta a Primera

El tercer club que llegue a Primera, acompañando a Elche y Villarreal, vestirá de rojiblanco. Un color que comparten tanto Girona como Almería. El ascenso se ha convertido en un sueño para los gerundenses -nunca han jugado en la élite del fútbol español- y una 'obligación' para los almerienses, tras haber perdido la categoría hace dos años. El primer capítulo de la final del 'playoff' por el ascenso a la Liga BBVA ha sido intenso y vivo, con los locales presos del momento histórico que se está viviendo en la institución y en la ciudad ante un Almería práctico y experimentado.

La efervescencia inicial mostrada por los albirrojos se fue evaporando a medida que el conjunto andaluz encontraba los referentes de su medular. Las mejores ocasiones del primer tiempo se repartieron entre ambos equipos. Primero, Bordás al recoger un rechace en el área con un disparo que atajaba Esteban y acto seguido replicaba el Almería con un remate picado de Soriano que sorteaba al guardameta local en su salto para botar mansamente hasta la línea de gol donde Richi salvaba bajo palos.

Tras el descanso se produjo otro buen arranque del Girona, el equipo de Rubi sacaba la cabeza para ser decapitado por incumplir una de las máximas del fútbol. Un córner en contra y un nefasto repliegue defensivo permitía a Iago Falqué lanzar una contra letal que proseguía con una pared entre Charles y Corona, libres de marca, para que el brasileño firmara con su vaselina el trigésimo gol en la división de plata -27 durante la temporada regular y el tercero en el 'playoff'-.

El Girona tenía tiempo para enmendar el error y maquillar el resultado pero la eterna juventud que atesora el meta Esteban, 37 años de edad, y su capacidad de colocación abortaban los escarceos de los 'blanquivermells', incluyendo un penalti desviado por el meta asturiano -ante disparo de Felipe Sanchón- e innumerables meritorias paradas que tenían su reflejo en el arco contrario con Isaac Becerra luciéndose ante los picotazos finales de los indálicos.

Con este resultado, el Almería disputará este sábado, en su estadio, el partido de vuelta con ventaja en la eliminatoria merced al enésimo tanto materializado por el brasileño Charles. Un delantero que vale su peso en oro y que hoy, vestido de dorado, ha vuelto a brillar.

Artículos relacionados