thumbnail Hola,

El ex entrenador del Racing de Santander se desahoga en Marca con una entrevista donde comenta el calvario que le ha supuesto entrenar al conjunto cántabro

Fabri González, entrenador hasta hace unos días del Racing de Santander se ha despechado a gusto contra su antiguo club en una entrevista concedida a Marca, el técnico reflexionó tras su salida: “La impresión que debo sacar de esto es que he dado un paso en falso importante. He tratado de dejarlo todo aquí, pero no he podido. De alguna manera me arrepiento de haber venido a Santander, porque creo que he venido al peor Racing de los últimos 30 años de su historia. No fue una elección correcta” a lo que añadió que, “cualquiera de los futbolistas de esta plantilla puede jugar en Segunda, pero el cocido que hacen todos juntos no es bueno. No mezclan bien”.

En cuanto a la planificación de la plantilla, Fabri respondió que “yo llegué aquí tres o cuatro días antes de empezar la temporada y me encontré con un equipo confeccionado por otro. Se han fichado algunos futbolistas después de mi llegada, pero creo que tampoco hemos acertado plenamente con ellos”, el entrenador gallego no quiso cuestionar la dirección del equipo desde el punto institucional, si bien hizo lo contrario con el punto deportivo, “a nivel deportivo se tomaron decisiones muy malas, sobre todo al principio”.

En cuanto a posibles soluciones para el cisma social por el que atraviese el club, el entrenador gallego no sabe muy bien cuál sería la idónea: “Pienso que hay algún tema político por ahí en Santander que hace que una serie de gente esté siempre en contra de todo. Es tenebroso. El otro día fuimos a Madrid y no hay ni una sola ayuda. Esto es una guerra civil, y en las guerras civiles pierden todos. Están llevando al Racing a la destrucción, y no precisamente los que mandan. Si no ascienden a Primera en dos años, lo tienen muy complicado”.

Su llegada al club cántabro ya fue de por sí rocambolesca tras su salida de Huesca, si bien Fabri no comparte la versión aragonesa: “Yo venía de dos ascensos con el Granada y de dejar al equipo fuera del descenso. Me ofrecen un proyecto ambicioso en Huesca, con fichajes, y yo digo que sí, siempre y cuando den un salto de calidad en el equipo para que en lugar de luchar por el descenso, luchen por el 'play off'. Tras estar allí un tiempo veo que no llegan fichajes ni nada. Eso no era bueno para mí, después de venir de donde venía. Salgo de allí, y me llama el Racing. Yo pienso en la historia y en el estadio, se me dice que van a luchar por ascender y por eso vengo. Pero tengo que decir que rápidamente me doy cuenta de que no va a ser así”, algo de lo cual se arrepiente viendo actualmente a ambos equipos en la clasificación.

Es por esto que Fabri desea volver a disfrutar del fútbol, tras haberlo pasado tan mal: “Llevo 17 partidos en este equipo y jamás les he hecho jugar a mi gusto. No ha sido mi equipo. Me daba vergüenza ajena estar sentado en este banquillo. Así de claro. Nunca me he sentido identificado con el trabajo. Se me ha caído el alma con esto. Veía que no era mi equipo, no era competitivo. No he sido capaz, no nos hemos adaptado, no nos salían cosas que habíamos entrenado dos mil veces. Cuando eso no sale, es una humillación”. 

Por último, deseó suerte a su homónimo y sustituto, en el banquillo cántabro, Gay: “No sé si Gay sabe bien dónde se mete, ni lo que le espera, pero él por supuesto que está capacitado. Ahora, eso sí, pero como no le fichen jugadores, se va al descenso. A mí me ficharon a Kaludjerovic, que era como mi quinta opción, pero en esta categoría hay delanteros como Ulloa, como Charles, que no tienen comparación”, concluyó.

 

Artículos relacionados