thumbnail Hola,

El conjunto morado consigue unos importantes tres puntos que le sirven para abandonar momentáneamente el farolillo rojo

Quién le iba a decir a José Ramón Sandoval, a los sportinguistas y a los aficionados en general que iba a ser el colista de la Liga Adelante el que le asestara a los asturianos la derrota que pondría punto y final al ‘Efecto Sandoval’. Y es que la victoria del Guadalajara corta de raíz la racha de buenos resultados que habían supuesto el resurgir del Sporting de Gijón tras la llegada del ex técnico del Rayo Vallecano al banquillo del Molinón.

Los primeros minutos del partido estuvieron marcados por la igualdad entre ambos conjuntos, si bien es cierto que el Guadalajara llevó ligeramente la iniciativa durante gran parte de la primera mitad. Tras varios acercamientos sin excesivo peligro de los morados, la primera ocasión seria del partido tuvo como protagonista a Sangoy, que lanzó un libre directo que de no ser por la gran intervención de Toño, estaríamos hablando del primer gol del encuentro. Acto seguido, era el Guadalajara el que estuvo a punto de inaugurar el marcador, pero Canella salvó bajo palos el intento de los alcarreños.

Los de Sandoval estaban bien plantados sobre el césped del Pedro Escartín pero en tres minutos fatídicos para los rojiblancos todo daría la vuelta. En el minuto 18, un córner botado por Susaeta era rematado por Azkorra al fondo de las mallas poniendo el 1-0 para los alcarreños. Pero el Sporting, aparte del tanto en contra, también sufrió otro contratiempo en forma de lesión, y es que el delantero Mate Bilic tuvo que ser sustituido por Carmona minutos después del tanto local.

Los asturianos pasaban por sus peores minutos cuando, en el minuto 34, se encontraron con el gol del empate. Una falta de Barral sobre Sangoy al borde del área, que fue castigada con cartulina amarilla para el capitán del Guadalajara, fue magistralmente transformada en gol por el canterano sportinguista Juan Muñiz que puso el balón fuera del alcance de Toño.

La alegría del empate le duró más bien poco a los pupilos de José Ramón Sandoval porque cuatro minutos después de la obra maestra de Muñiz, una falta escorada que Susaeta se encargó de poner en el corazón del área acababa con Azkorra en el suelo tras una acción con Gregory. El colegiado decretó una pena máxima que se encargaría de materializar el ex del Alcorcón, Néstor Susaeta, para volver a poner por delante a los de Terrazas. Con este 2-1 se llegaba al final de una intensa primera parte en la que el Guadalajara era merecedor de la victoria ante un Sporting que sin perder la cara al partido, no terminaba de encontrarse a gusto y llegar con claridad al área del guardameta Toño.

La segunda parte nada tuvo que ver con los primeros 45 minutos. El Sporting de Gijón sabía que una derrota frente al colista era un frenazo en seco a la buena racha que había conseguido en las últimas jornadas de la mano de José Ramón Sandoval, y tras la reanudación fueron a por el partido. Los sportinguistas tuvieron el dominio territorial durante toda la segunda parte pero no conseguían encontrar la solución a las carencias que ya mostraron antes.

Las ocasiones claras de peligro del Sporting llegaban con cuentagotas y el Guadalajara tampoco sufrió en exceso las acometidas de los rojiblancos. Un par de acciones a balón parado de Sangoy y alguna que otra internada por banda de los laterales Lora y Canella fueron el único bagaje con el que los de Sandoval intentaban conseguir el empate. El Guadalajara estaba cómodo en el campo e intentó lanzar alguna que otra contra con la que poner punto y final al partido, pero finalmente el encuentro acabó con el mismo resultado que se llegó al descanso.

Victoria importantísima para los alcarreños que dejan momentáneamente el farolillo rojo de la Liga y vuelven a poner al Sporting más cerca de los puestos de descenso que de los de promoción.

Artículos relacionados