thumbnail Hola,

Tablas en un partido igualado, en el que Barça se dejó remontar en un principio para conseguir un empate tras unos últimos minutos de locos

El Barça B llegaba al partido con la necesidad de mejorar la imagen dada la semana pasada en Anduva ante el Mirandés, donde el conjunto azulgrana cayó por 3-0, y lo hacía, con un Grimaldo que regresaba a la titularidad, tras prescindir Eusebio del mismo durante unos partidos con la intención de darle un toque de atención a la joven perla de la Masía. Por su parte el Numancia llegaba al partido con la necesidad de conseguir puntos que le alejen de la zona baja de la tabla.

El partido comenzó, como suele ser habitual con dominio del Barça, los culés se hicieron con el balón desde el primer momento, si bien, dicha posesión no se traducía en llegadas con peligro, el Numancia por su parte bien ordenado atrás, intentando presionar la salida de balón culé y esperando a poder realizar alguna contra.

En el minuto 17, el conjunto soriano se encontraría con el contratiempo de la lesión de Nieto, que sería sustituido a la postre por Juanjo, y tres minutos después la cosa empeoraría para los intereses del conjunto visitante, y como no, apareció Deulofeu para marcarse una jugada dentro del área, rodeado de jugadores, recortando a un lado y otro para finalmente soltar un pase final, haciendo que Lobato solo tuviese que empujar la pelota, poniendo el 1-0 en el marcador.

Pese a algún intento del Numancia por acercarse a la portería de Masip, el Barça siguió con el control del partido, con un Deulofeu que creaba peligro cada vez que tocaba el balón, y a punto estuvo de marcar un golazo en el minuto 31, tras una jugada que recordó a las grandes cabalgadas de Messi, sorteando rivales, finalmente no pudo concretar la ocasión, si bien recibió una gran ovación por parte de la afición desplazada al Mini Estadi.

La segunda parte comenzó con un Numancia que salió a por el partido, y pudo empatar gracias a un cabezazo de Juanjo que desbarató Masip, el Barça se echó un poco atrás, y en el minuto 7, Natalio batiría a Masip tras rematar de primeras un centro al segundo palo. El Numancia que estaba siendo mejor en los primeros minutos de la segunda parte, conseguía empatar el partido.

Eusebio quiso reaccionar dando entrada a Sergi Roberto y Dongou en sustitución de Espinosa y Lobato, buscando recuperar el peligro creado en la primera parte.

Más tarde, el técnico azulgrana sorprendería quitando a Deulofeu, quien había perdido varios balones seguidos, en favor de Kiko Femenía, mientras que el técnico del Numancia introdujo a Cedric por Bedoya buscando más movilidad en el ataque soriano.

El balón se encontraba dividido entre ambos equipos, y ningún conjunto conseguía hacerse con su control, el Barça lo intentaba con transiciones rápidas, pero no llegaba a culminar las ocasiones, mientras que los numantinos volcaron su ataque en el recién introducido Cedric, quien provocó la expulsión por doble amarilla de Sergi Gómez, algo rigurosa pues el delantero del conjunto visitante hizo más por tirarse que por disputar el balón.

El partido se complicaba para los culés que se veían en inferioridad para los últimos 20 minutos, y esto terminó siendo decisivo pues en el minuto 81, un robo de balón del Numancia servía para que Cedric desde banda izquierda metiese un pase a la frontal para que el recién ingresado Del Pino consiguiese poner por delante al club visitante, preludio a una montaña rusa de emociones que empezaría con el empate tras derechazo a la escuadra de Luis Alberto que ponía el empate de nuevo en el marcador, pero cuando parecía que los culés habían conseguido reaccionar, acto seguido, Jaio pondría de nuevo por delante al equipo visitante tras un cabezazo inapelable a tres minutos del final.

El partido tendría un final polémico con la expulsión de Rafinha por roja directa debido a una fea entrada por detrás sobre Cedric, y tras un paradón de Masip a tiro de Natalio que hubiese supuesto el cuarto gol numantino, el árbitro pitó un dudoso penalti en la última jugada del encuentro, ya rebasado el tiempo de descuento, penalti que transformó Lombán poniendo el 3-3 final en un partido con un desenlace de locura.

Artículos relacionados