thumbnail Hola,

El canario, que debuta en la categoría a sus 19 años, ha marcado cinco goles en seis jornadas. Es el máximo goleador del filial blanco. El año pasado en Segunda B marcó sólo ocho

El Real Madrid Castilla sumó este sábado en Guadalajara su tercera victoria de la temporada, la primera fuera de casa. Un triunfo a base de corazón que sirvió para resarcirse de la sorpresiva derrota ante el Sabadell una semana antes en el Alfredo Di Stéfano (2-3), donde el filial blanco encajó tres goles en apenas diez minutos. Y es que, en un partido loco con cinco goles en su segunda mitad, las ganas de ganar de los chicos de Alberto Toril fue clave para sumar los tres puntos finales.

Eso sí, tampoco faltaron los destellos de calidad por parte del equipo madridista. Lo fueron las galopadas de Denis y Morata en el segundo y tercer gol, y lo fue sobre todo el primer tanto de un Jesé Rodríguez que no deja de sorprender a propios y extraños. Y es que el canario hizo un doblete en el Pedro Escartín de Guadalajara, con un primer tanto de campanillas.

Morata peinó un balón en el centro del campo aparentemente sin peligro, pero Jesé recogió el cuero zafándose habilidosamente de su marcador, batió en la carrera al lateral que acudía a la cobertura, y terminó desbordando al portero rival en el mano a mano firmando una acción individual brillante. Como Juan Palomo, el ‘10’ merengue se lo guisó y se lo comió él solito, sacando un gol de la más absoluta nada.

Contando con el que marcaría también en la segunda parte, son ya nada menos que cinco goles los que lleva Jesé en seis partidos, lo que le deja al final de la jornada como el máximo goleador del Castilla en solitario. Pero también, y lo que es más notable, de toda la Liga Adelante, junto con el ariete del Sabadell Aníbal.

Un registro que toma relevancia al verlo con un poco de perspectiva. Y es que a pesar de que el canario ya ha ocupado las portadas de algunos de los medios deportivos más importantes del país, no deja de ser un chico de 19 años y medio que está debutando en la categoría de plata del fútbol español. De hecho, este es sólo su segundo año en el Castilla después de que en la campaña 2010-11 estuviera jugando con los juveniles del Real Madrid.

Lo que por otra parte sirve para calibrar la magnífica proyección de Jesé en su formación. La temporada pasada fue ya clave en el Castilla después de unos primeros partidos de adaptación a la categoría, y ésta se ha convertido no sólo en una de las mejores herramientas del filial blanco, sino en una de las pocas soluciones a la falta de gol tras las marchas de Alvaro Morata y Joselu. Este mismo verano, Jesé ya demostró que los galones no le pesan en el Europeo Sub-19 donde se coronó campeón con España, y ahora con el Real Madrid, el canario ha vuelto a aceptar la responsabilidad, llevándola de forma sobresaliente. No en vano, el año pasado marcó ocho goles en Segunda B, y ésta ya lleva cinco en apenas seis jornadas.

Artículos relacionados