thumbnail Hola,

Reparto de puntos que no deja contento a nadie, en un partido muy igualado entre ambos equipos

El Villarreal ha visto frenado su buen inicio de campaña en un partido, arbitrado por el colegiado Mariscal Sánchez, donde el calor y la poca afluencia de público han sido protagonistas. El submarino ha estrenado hoy su segunda equipación, vistiendo así, el equipo canario, con el color amarillo habitual.

Los primeros minutos han estado marcados por una leve contención de Las Palmas, ayudado con presión en casi todas las zonas del campo, no obstante, el Villarreal se ha encontrado con un penalti de David García sobre Trigueros en el minuto 5 de partido, que ha sido transformado, a posteriori, por Marcos Senna.

A partir de este gol, el Villarreal ha impuesto su dominio sobre el césped y ha empezado a gozar del control de la pelota, pese a los intentos y zarpazos del conjunto canario, incluyendo un remate al poste de Javi Guerrero tras un mano a mano con Juan Carlos, el portero del Villarreal, y otro poco después, tras un derechazo de Vitolo.

Tras una serie de acercamientos del equipo local, el conjunto de Julio Velázquez intentó poner tranquilidad en el juego, e incluso empezó a buscar un segundo gol que le permitiera encarrilar el partido, pero la defensa canaria estaba en todo momento atenta a los movimientos del ataque del Submarino, compuesto por Uche y Cavenaghi, dupla atacante titular del equipo castellonense en el día de hoy, impidiendo así cualquier tipo de acercamiento a la portería de Barbosa.

La primera parte moriría con un Marcos Senna inmenso en el centro del campo, haciendo de recuperador, y un Villarreal que cambió la estrategia de fútbol de toque para buscar balones en largo que pudiesen facilitar la labor a sus atacantes. El Submarino se marchaba con un 0-1 al descanso, si bien el juego realizado por ambos conjuntos no terminaba de convencer.

La segunda parte comenzaría sin cambios en ninguno de los equipos, pero igual de intensa que la anterior, pues, Juan Carlos cometió un error en forma de cesión a Javi Guerrero, quién pecó de egoísta, al buscar el disparo directamente, pero tuvo la fortuna de que el rechace del portero castellonense, le cayese a Thievy, que lo aprovechó para marcar a placer su primer gol con la camiseta del equipo canario.

Ya mediada la segunda parte, y tras unos minutos de sufrimiento, el Submarino intentaba salir desde atrás, pero la defensa canaria se encontraba muy atenta. En el minuto 65, Hernán Pérez entraría por un Cavenaghi muy desaparecido durante todo el partido, con la intención de buscar algo más de movilidad en los metros finales. No obstante, en el minuto 70, Thievy batiría de nuevo a Juan Carlos en un mano a mano, poniendo el 2-1 en el marcador, complicando el partido al Villarreal, que tenía que reaccionar rápido si quería sacar algo positivo.

El partido siguió transcurriendo con algunos acercamientos del equipo local, aunque no con excesivo peligro, hasta que en una jugada aislada, Hernán Pérez, consiguió provocar un penalti tras regatear a Barbosa, penalti muy claro en el minuto 81, que transformaba de nuevo Marcos Senna, quizá, el mejor del equipo castellonense, poniendo el empate a dos, a pocos minutos del final. Las Palmas lejos de venirse abajo, se fue en busca de la victoria, con un Vitolo muy insistente, y gozando de una clara ocasión en el minuto 84, bien desbaratada por Juan Carlos.

El encuentro moriría sin mucho más que destacar, habiendo así reparto de puntos para ambos clubes, y dejando de nuevo al conjunto canario sin victoria, prolongando así su mala racha, aunque en esta ocasión, con cierta mejoría, mientras que el Villarreal, ve un poco frenado su gran comienzo de campaña.

Artículos relacionados