thumbnail Hola,

"No vengo a hacer nada distinto a lo que yo sé hacer. Siempre pienso en dar lo máximo como lo hice en Vélez", dice el mediocentro argentino en charla con Goal.com

“Este es un fenómeno”. Así lo describían cuando aún estaba en las divisiones menores de Vélez. Una impronta especial. De pocas palabras, aunque sólido en su discurso. Se hizo a los golpes, entre la rudeza de una infancia complicada, como la de muchos de los futbolistas en la Argentina. Héctor Canteros, o Tito, como se lo conoce en el mundo de la pelota, está en el Viejo Continente, un horizonte que garabateó en sus sueños, pero que no planificó con certeza con los ojos abiertos.

Vélez fue la puerta y lo reconoce siempre que puede. Criado en el corazón de la Villa 17 (popularmente como la Pirelli), Canteros forjó su carácter entre partidos en el potrero por dinero. Desde los 13 años que andaba entre los grandes a puro roce y esquivando patadas. “La verdad es que siempre es bueno mirar para atrás. Yo no me olvido de dónde vengo. Y tampoco que gracias al fútbol yo zafé de muchas cosas. Mis amigos siempre me dicen que tengo que darle cuenta de todo lo que logré, porque tenía muchos otros amigos que jugaban bárbaro, pero se descarrilaron mal”.

Le llegó todo muy rápido. Apareció en Vélez, deslumbró con su talento como volante central, fue convocado al seleccionado argentino local, se puso la camiseta número 10 albiceleste y tuvo un bajón que le quitó la titularidad del equipo de Liniers. “Todo lo que me pasó en ese momento fue demasiado rápido y no lo supe manejar”. Después recuperó su nivel y con 23 años, Villarrreal, decidió contratarlo a préstamo por un año.

-Goal.com-¿Qué sentís ahora que estás en otra parte de tu carrera?

-La verdad es que yo llegué a Vélez en un momento de mi vida que no sabía que iba a pasar conmigo. Y hoy en día estar acá, ver todo lo que crecí como persona, como jugador… Es por eso que nunca puedo dejar de pensar que Vélez me dio todo. Y eso quiero demostrarlo acá en España.

-Goal.com-¿Qué proyectás para vos en este nuevo desafío?

-Miré por televisión que los jugadores argentinos se destacaban en Europa y que ahora sea yo el que está en esa situación, es toda una pelea que voy a dar. No es fácil, por todo lo que me tocó vivir a mí, despegarse de la familia, de los amigos, pero si quiero que mi carrera en el fútbol sea importante no me puedo atar a lo sentimental, sino por lo que es bueno para esto que soñé siempre. Tengo una edad en la que tengo que aprovechar el momento y creo que este es el ideal.

-Goal.com-¿Sentís que vas a poder hacer lo mismo que en el fútbol argentino?

-La verdad es que a mí me gusta que me respeten en el campo. Yo respeto a todos. No vengo a hacer nada distinto a lo que yo sé hacer. Siempre pienso en dar lo máximo como lo hice en Vélez. Tengo en claro, porque me lo enseñaron desde las inferiores, que lo más importante es el conjunto y no el destaque individual.

-Goal.com-No es un desafío fácil el que aceptaste…

-Lo sé. Pero como todos acá la idea es subir de categoría. Y en lo personal mi idea es quedarme acá por mucho tiempo. Pero para eso falta mucho. Tengo que trabajar y el resto va a venir solo.

-Goal.com-Respecto al juego, ¿cómo ves la adaptación?

-Es diferente al fútbol argentino, claro, pero la pelota es igual, la cancha también y lo que todos los equipos intentan hacer es jugar bien al fútbol. Sólo tengo que pensar en adaptarme a las necesidades del equipo para poder ayudar a Villarreal, que es mi objetivo.

Artículos relacionados