thumbnail Hola,

Cinco victorias en cinco encuentros son el bagaje de los ilicitanos en la Liga Adelante, una racha que choca con la del Sporting, con 2 puntos y en la parte baja de la tabla

La victoria iguala el mejor arranque liguero del club en Segunda División, que se remonta a la campaña 1958/59, en la que consiguió su primer ascenso a la máxima categoría. Una Liga BBVA de la cual no son inquilinos los franjiverdes desde el curso 1988-89. Por su parte, los sportinguistas se quedan en una situación incómoda, siguen sin conocer el triunfo, con dos empates y tres derrotas, igualando la peor racha vivida hace una década. Por otro lado, aumenta la tendencia negativa con el feudo del Elche, con una sóla victoria en 18 encuentros disputados.

La semana copera había curado las heridas de los rojiblancos y puesto los pies en el suelo a los ilicitanos, el Sporting había superado al Girona en casa y el Elche había caído en Córdoba en un encuentro que llegó a la prórroga. La Liga devolvía a ambos equipos a su 'status' actual, con el conjunto franjiverde como líder en solitario de la competición y los asturianos inmersos en una pesadilla traída de la pasada campaña, sumidos de nuevo en lo más profundo de la clasifiación.

El partido comenzaba prometedor, un encuentro entre dos históricos equipos que están llamados a ascender, el Elche por perseverancia y el Sporting por necesidad. Los franjiverdes llevan muchas campañas rondando un ascenso que se les suele escapar en los últimos instantes, en el último tramo de campaña. A los 8' Corominas aprovechaba que los centrales sportinguistas estaban pendientes de Xumetra para liberarse de la marca y abrir el electrónico para los locales con un tiro raso.

Los franjiverdes tomaban conciencia del daño que habían hecho al rival para seguir hiriéndole, Xumetra sacaba de la chistera uno de sus característicos lanzamientos desde larga distancia para probar suerte en la meta sportinguista, Juan Pablo reaccionaba a tiempo para evitar el tanto. Acto seguido era Corominas el que quería repetir con su acierto anterior, aunque en esta ocasión el disparo saliera muy desviado.

El Elche asediaba a un Sporting que se quitaba el acoso rival a base de balones en largo en busca de las dos referencias ofensivas, David Rodríguez y Trejo, que seguían sin acercarse con peligro. En cambio, Corominas era una amenaza constante para Landeira y el resto de la defensa asturiana. El Sporting estaba bailando al ritmo impuesto por un incansable Rivera, ex jugador rojiblanco durante tres cursos.

Los visitantes saltaron en el segundo tiempo con un cambio y varios reposicionamientos, todo ello condujo a que se viera otro Sporting, más despierto y organizado, lo que permitió que Nacho Cases dispusiera de una buena ocasión a los 50'. Precisamente, era el mediocampista surgido de Mareo el que igualaba el partido en el minuto 19 del segundo tiempo, al culminar una extraordinaria acción de Mendy desde la banda que no supo finalizar Trejo, en primera instancia, y que Cases remachó finalmente.

El esfuerzo físico del partido entresemana parecía empezar a pasar factura a los locales quienes no tenían la misma frescura que en los primeros 45 minutos. El Sporting pasaba a dominar a su rival, las tornas habían cambiado.

El técnico gijonés dio entrada al delantero argentino Sangoy con la intención de sacar tajada del desgaste ilicitano, el ariete respondió ante la misión encomendada con dos acciones que pudieron cambiar el signo del partido. La balanza del choque estaba inclinada hacia el lado visitante, quienes llevaban el peso del juego y los acercamientos al área.

Y cuando el empate parecía el justo equilibrio entre dos equipos que dominaron sendas mitades del encuentro, llegó el penalti para los locales, de Orfila sobre Mantecón. Los franjiverdes recuperaban la ventaja por mediación de Edu Albácar, el especialista a balón parado de la plantilla que mantiene al Elche invicto y líder de la Liga Adelante con un repóker de triunfos.

Relacionados