thumbnail Hola,

El conjunto de Eusebio Sacristán dio una demostración de fútbol en el derby catalán de los barcelonistas

Después de las dos derrotas en las primeras jornadas de la Liga Adelante y con la preocupante cantidad de 8 goles en contra, el Barça B sacó pecho esta tarde en el Ministadi con una gran derrota 2-0 al Sabadell.

Con las bajas defensivas de Sergi Gomez por sanción además de Juste, Eusebio Sacristán debió arreglárselas para apoyar esa defensa que en las Jornadas 1 y 2, habían mostrado claras señas de debilidad que fue aprovechada por los rivales. Esta tarde el Ministadi vibró con los culés que gracias a los goles de Kiko Femenía y Rafinha dieron la tan necesaria victoria para los jóvenes blaugranas.

Desde el inicio del encuentro, los de Eusebio Sacristán dominaron claramente sobre el terreno de juego, la prueba fue que en los primeros minutos del partido, Lobato estuvo a punto de abrir el marcador pero el guardameta Nauzet supo rechazar efectivamente el balón para enviarlo a córner.

Tardó poco en caer el primer gol gracias a Kiko Femenía al minuto 15 que con un golazo ponía en ventaja a los blaugranas. Las ocasiones se siguieron presentando gracias a las interminables llegadas de Kiko y Lobato aunque estas no culminar con el balón en la red.

En la segunda mitad del partido, bastaron pocos minutos para que Rafinha, aprovechando la asistencia de Kiko Femenía rematara tempranamente el partido anotando con una gran definición el segundo gol de los culés al minuto 48. El segundo gol despató la calidad de los blaugranas que a partir de entonces dieron una lección futbolística para los aficionados que en más de una ocasión estuvieron a punto de levantarse de sus asientos para festejar las tremendas jugadas.

El árbitro Iñaki Vicandi Garrido anuló dos goles a Jean Marie Dongou. Rafinha Alcántara fue quien más emocionó al Ministadi y Luis Alberto hizo su debut con el equipo de Eusebio Sacristán.


Relacionados