thumbnail Hola,

El conjunto canario se trae 3 puntos y 4 goles que darán autoestima y moral a una plantilla que lo necesitaba tras unas semanas renqueantes

La U.D. Las Palmas venció por 1-4 al Villarreal B, con este resultado el equipo insular consigue una inyección de moral y orgullo, puesto que llevaba unas semanas con un paso titubeante.

El encuentro comenzaba con las novedades de Laguardia, Herner, Ruymán, y Portillo, respecto al anterior partido frente al Huesca. El equipo de Juan Manuel Rodríguez vio como estos cambios llenaron de aire fresco al equipo, cosa que se reflejó tanto en el juego como en el resultado.

Ambos equipos llegaban con la tranquilidad puesto que no se jugaban nada más que el orgullo, y sería el veterano jugador madrileño, Javier Portillo, inaugurara el marcador con un gol en el minuto 13, reivindicando su puesto y demostrando su olfato goleador. El delantero aprovechó un gran pase de Francis Suárez.

Hasta el término de la primera mitad, la unión deportiva sería quien dominase el juego, y tuviera más ocasiones, pero el no haberlas transformado daba alas a un inferior Villarreal B. Pero la lesión de David González, que fue sustituido en el 38 por Vicente Gómez, y los cambios tácticos del filial castellonense al inicio de la segunda mitad revirtieron la situación. Y fue precisamente uno de estos cambios, el de Moi Gómez, el que igualara el marcador, gracias a un gol de rechace después de una fantástica parada de Barbosa.

A partir de ahí el juego seguía siendo del Villarreal, y se vio un Las Palmas perdido. Pero un contra amarilla ejecutada a la perfección con un gol de Jhonatan Viera, volvía adelantar al conjunto insular.

El Villarreal B seguía dominando, pero pagaron muy cara la expulsión de Lucas Porcar. Después de esto el conjunto canario tuvo muchas ocasiones, y supo aprovechar las de Sergio Suárez en el 86 y Randy en el 91.
Con esta victoria el conjunto canario esta a una victoria de la permanencia matemática, el conjunto del Villarreal tendrá que trabajar un poco más para ello, aunque la meta tampoco está muy lejos.


Artículos relacionados