thumbnail Hola,

El árbitro decidió no parar el partido por considerar que estaba fingiendo

Curiosa anécdota la que tuvo lugar en el Estadio Municipal de Balaídos durante el derbi gallego que Celta y Deportivo disputan esta mañana de domingo en Vigo. Riki autor del primer y único gol del patido hasta el momento, estuvo durante más de 2 minutos tirado sobre el terreno de juego lesionado sin que el colegiado parase el partido.

El jugador del equipo blanquiazul salió del campo por su propio pie tras sufrir, aparentemente, una lesión muscular, aunque también decidió regresar al terreno de juego caminando para tirarse sobre el césped, algo considerado como una falta de respeto por el colegiado, que tomó la decisión de no parar el partido para que entren al campo las asistencias hasta que el Deportivo decidiese cambiar a su supuesto jugador lesionado.

Debido a esto, Riki estuvo tendido sobre el terreno de juego durante más de dos minutos mientras el partido seguía su curso. Incluso la pelota llegó a salir y entrar del campo en varias ocasiones, aunque el colegiado decidió no parar el partido hasta que Riki fue definitivamente sustituído por Lassad.

El delantero del Deportivo, además, recibió en esta acción su quinta tarjeta amarilla acumulada, por lo que se perderá el próximo partido de la Liga Adelante. Riki podría haber aprovechado la coyuntura de su lesión para forzar la tarjeta y así cumplir sanción durante el periodo de esta supuesta lesión muscular.

Artículos relacionados