¿Por qué el Gallo es el símbolo de Francia?

Goal y Hyundai repasan la cultura de los diferentes países. Aquí está Francia.
Desde hace ya más de 100 años, Francia ha adornado su camiseta con el ya famoso Gallo. Desde su debut en la derrota 5-2 ante Bélgica en 1909, el ave se ha convertido en uno de los símbolos de la nación ganadora del Mundial en 1998.

Obviamente, su forma y postura ha ido variando radicalmente con el paso de los años hasta una representación tradicional del ave en el pecho de la camiseta gala. Anteriormente, muchos han sido los diseños de un símbolo que se ha adueñado ya de edificios alrededor del país.

El gallo es un recuerdo de los orígenes galos. Por motivos lingüísticos, la semejanza entre Galia y Gallo en la lengua francesa unió estas dos palabras. Los enemigos franceses bromeaban sobre los gallos galos, hasta que estos los tomaron como un símbolo nacional. El gallo significa fe y luz. El canto matutino del gallo representa el triunfo sobre la oscuridad y el mal, por lo que el símbolo fue tomando importancia.


Los deportistas franceses han encontrado la inspiración en este emblema, ya que no sólo el fútbol ha heredado el símbolo del gallo. El equipo de rugby también lo adoptó, y cuando estuvo a punto de desaparecer en 1997, muchas de las celebridades del país se posicionaron a favor de mantener el ave en las camisetas.

El gallo es ya identificado como Francia, personificado en el histórico aficionado Clement d'Antibes (imagen principal), que acompaña a los bleus con su gallo Balthazar.

Además, la cultura del gallo se mantuvo en el país durante la Copa del Mundo 1998 en Francia. La mascota de ese Mundial fue Footix, un gallo gigante con los colores de la bandera gala. De ganar en Brasil los de Deschamps, seguramente las imágenes del gallo aumentarán su presencia todavía más.