thumbnail Hola,

Preguntamos a los lectores de Goal que votaran por su recuerdo favorito del Mundial 2010 y el elegido es el gol de la victoria del manchego en la final contra Holanda

Por Paul Macdonald

Andres Iniesta corre en frente de la afición en la esquina del Soccer City. Sus compañeros se desbordan para abrazarle. Antes de que fuera bombardeado por sus colegas, se arranca su camiseta con rapidez para desvelar un sentido mensaje.

'Dani Jarque. Siempre con nosotros’. Un emotivo gol, un sentido tributo y la culminación de un viaje asombroso para la selección más exitosa de la era moderna.

ASÍ SE VIO DESDE ESPAÑA
Por Ander Bilbao Goal España

Sólo alguien como Andrés Iniesta podría haber anotado aquel gol en la final de 2010 ante Holanda. Sus palabras tras ser campeón del mundo definen al hombre que se convirtió en héroe nacional: "Hacer feliz a los millones de personas que habían sufrido tanto con el equipo nacional me satisface mucho. La felicidad de la gente no tiene precio".

"Nunca soñé con marcar un gol en la final de un Mundial. En ese momento yo solo estaba pensando sobre golpear el balón y ponerla donde quería. Tras el primer control, supe que era gol. Sabía que el defensor no llegaba ni el portero... Tuve que esperar a que la pelota cayera y cumplir la ley de Newton, solo que en esta ocasión la manzana era la pelota y la cabeza de Newton mi bota", Iniesta dijo a El Pais en septiembre de 2010.

El nunca ha ganado el Balón de Oro, pero no le preocupa. Iniesta se las ingenió para unir un mismo país bajo una única bandera y ser recordado desde ese día en cualquier lugar por ello.


Mira los resúmenes de los Mundiales en 'One Stadium'

España, después de años siendo caracterizado por jugadores fantásticos pero equipos nunca tan fantásticos, eran favoritos para triunfar en la Copa del Mundo 2010 de Sudáfrica. La generación de Raúl había sido llevada bruscamente a su final por el difunto Luis Aragonés en 2006, un atrevido movimiento justificado por la victoria en la Euro 2008. El Mundial esperaba para autenticar la genialidad de este equipo.

Después de sufrir una sorprendente derrota ante Suiza en el partido inaugural, ellos superaron todos los retos con mérito. En la ronda de cruces: Portugal, Paraguay y Alemania cayeron. Sólo quedaban los Países Bajos.

La final, en sí, era física y la actitud intimidatoria de los holandeses representaron un rancio intento de romper el hábil juego de pase español. Nigel De Jong y Mark van Bommel apalearon con impunidad a Xavi, Xabi e Iniesta. La sanción por sus acciones no estaba próxima.

Aún, las oportunidades para la victoria venían y se iban. David Villa fue rechazado por un heroico bloqueo de Johnny Heitinga. Sergio Ramos inexplicablemente remataba fuera por mucho. Y, como el partido llegaba a la prórroga, Cesc Fabregas sólo pudo encontrar las piernas de Maarten Stekelenburg. Arjen Robben perdía una grandísima ocasión para la 'Oranje'. Era tenso y cada vez más confuso que España pudiera alcanzar su destino.

El choque se estiraba dentro del tiempo extra, de manera tan profunda que los equipos a veces 'pactan' para los penaltis. No en esta ocasión. Con cuatro minutos para el final, Fábregas se abalanzó sobre el mal control de Rafael van der Vaart para asistir a un liberado Iniesta. El balón giró en el aire desde el extremo de su bota, y brincó una vez más. Cayendo de maduro, entonces volvió de su altura para que Iniesta pudiera golpear. Van der Vaart deslizándose enfrente, intentando evitarlo.

En vano.

La media volea de Iniesta era precisa, y le llevaba hacia la red superando a Stekelenburg.

La alegría en su cara, la sensación de éxito, apabullante. Empezando de nuevo desde el abismo y luego superando la angustiosa muerte de Dani Jarque. El jugador había sufrido una anomalía cardiaca 10 meses antes. Una tragedia que envolvió al equipo entero y a Iniesta en particular. 


Ellos habían sido amigps y compañeros con el equipo nacional sub-17, 19 y sub-21. Y en ese momento, cuando España finalmente entraba en la élite del fútbol mundial, Iniesta recordó aquella amistad y lo celebró delante de todos los espectadores del mundo.

Él comentó, después del encuentro, "cuando el partido terminó, todos los momentos difíciles aparecieron delante mío. El fútbol a veces te recompensa. Toda situación tiene su momento y con éste yo sentí una enorme felicidad".

Marcar el gol del triunfo en la final de la Copa del Mundo es especial. Pero hacerlo así con la humildad y el honor de Iniesta, hace su esfuerzo más memorable.

Echa un vistazo a One Stadium - 'destino fútbol' de Sony, socio de la Copa Mundial de la FIFA - el cual posee un archivo con todas las finales.

Mira otros resúmenes de los Mundiales en el sitio Sony One Stadium.

Encuesta del día

¿Cuál fue el mejor momento de la Copa del Mundo de 2010?

Artículos relacionados