thumbnail Hola,

Hemos preguntado a los lectores de Goal que voten por su momento favorito de la Copa del Mundo de 2002 World Cup y hemos escogido los goles de Ronaldo en la final

Por Rupert Fryer

Dos graves lesiones de rodilla le habían dejado un 50% de posibilidades de volver a jugar de nuevo. Apenas había tocado un balón en dos años. Brasil había llegado al Mundial sufriendo en la clasificación y había sido humillado por Honduras en la Copa América. No tenían ninguna oportunidad sin él, que se suponía que no iba a estar.

VISIÓN DESDE BRASIL
Por Luiz Alberto Moura | Goal Brazil

Ronaldo fue el máximo goleador de la Copa del Mundo 2002 con ocho goles y una pieza decisiva para que Brasil fuese campeón.

Tras cuatro goles en la fase de grupos, Ronaldo se dejó lo mejor para el final. En la semifinal contra Turquía hizo el único gol del encuentro en el minuto 49. Fue un momento mágico.

Pero nadie en Brasil podrá olvidar su final contra la Alemania de Oliver Khan, donde el delantero hizo dos goles y escribió su nombre en la historia del fútbol.

Mira los mejores momentos de Ronaldo

Pero allí estaba él, consiguió hacer besar por segunda vez el balon en la red de Khan, a tan solo 10 minutos para el final. Fue en Yokohama, en la final de la Copa del Mundo de 2002. Seguramente la mayor redención de un jugador de fútbol. Ronaldo Luis Nazario de Lima, un fenómeno absoluto.

“Es la cosa más rápida que he visto con un balón de fútbol", dijo su entrenador en el Barcelona, Bobby Robson. "Si las lesiones le hubiesen respetado, él podría haber sido el mejor jugador de la historia del fútbol".

Él anotó 45 goles en 48 encuentros con el Barcelona después de un traspaso récord desde el PSV. Era imparable en Liga, había momentos en los que se pensaba que era injusto que se le dejase jugar.

Marcó cuatro goles en la Copa del Mundo del 98 y fue nombrado jugador del tornero por la FIFA. Quién sabe si Brasil no estaría buscando su sexto Mundial este año de no haber sido por el ataque que sufrió antes de la final contra Francia.

Ronaldo recaló en el Inter en el verano de 1997 con otro desorbitado récord de transferencia, pero después de dos grandes temporadas, vio venirse su mundo abajo en noviembre de 1999, en un encuentro ante el Lecce, cuando se dobló la rodilla. Una lesión que lo tendría lejos del juego unos seis meses. Regresó ante el Lazio y solo duró siete minutos en el campo cuando su rodilla se volvió a romper. Había preocupaciones sobre si su carrera había terminado.

Pero Ronaldo no desistió. Jugó un puñado de partidos antes de que Brasil pudiese convencer a los dirigentes del Inter de que lo mejor era que lo tratasen los médicos de la selección antes del Mundial. Brasil siempre ha estado a la vanguardia de la medicina deportiva y consiguió lo que muchos no creían.

Las lesiones le hicieron cambiar su forma de jugar. Se convirtió en un delantero de área, implacable de cara a gol. Sus ocho goles en el Mundial 2002 llegaron desde dentro del área.

Su primer gol frente a Alemania fue tras aprovechar un rechace tras un disparo de Rivaldo, mientras que el segundo fue un gran disparo con el exterior de su pie desde dentro del área. El balón entró pegado al poste.

"Ronaldo copió el clásico viaje del héroe mitológico que desciende al infierno para después volver y cambiar la historia", escribió en Globo Luis Fernando Verissimo.

Echa un vistazo en One Stadium - el socio de Sony en la Copa del Mundo - donde se encuentran imágenes de archivo de los mejores momentos.

Mira los mejores momentos de la Copa del Mundo 2002 en One Stadium