thumbnail Hola,

Hemos preguntado a los lectores de Goal que voten por su momento favorito de la Copa del Mundo de 1990 y hemos escogido los bailes del camerunés Roger Milla ante Italia

Por Ed Dove

Actualmente, la actuación de Camerún en el Mundial de 1990 continúa siendo el ejemplo a seguir para la mayoría de selecciones africanas.

En términos de logros, nadie habría apostado por que llegasen a cuartos de final, mientras que el valor verdadero del trabajo demostrado en Italia afectó a la forma en que todo el mundo empezó a ver el fútbol africano. El momento más emocionante fue la icónica celebración de Roger Milla.

Esto enfrascó el estilo de África y generó un sentimiento que todavía perdura en la actualidad. El hombre en sí mismo fue la perfecta imagen del futbolista africano, recapturando la ingenuidad y el aprecio ganado ya por Zaire en el evento de Alemania del Oeste en 1974.

VISTO DESDE ÁFRICA
Por Peter Pedroncelli Goal Africa

La imagen de Roger Milla con 38 años bailando en el banderín de córner tras marcar otro gol para Camerún en la Copa del Mundo de Italia de 1990 está grabado en los corazones y la memoria de muchos aficionados al fútbol, tanto en África como en todo el mundo. La gran actuación de los Leones Indomables propició uno de los primeros momentos en los que el mundo del fútbol empezó a tener en cuenta el fútbol africano, viéndolos batir a una Argentina campeona del mundo antes de pasar a los cuartos de final. 

La contribución de Milla a todas estas imagenes que han dado la vuelta al mundo no puede ser menospreciada, e incluso yo mismo no puedo evitar sentir orgullo y alegría cuando veo su celebración. Aquella Copa del Mundo, y sobre todo aquellos Leones Indomables, pusieron a África como referencia mundial del deporte, algo que nunca había sucedido antes.

Mira el momento de Milla en One Stadium

En Italia, Milla aseguró que el carácter africano era ganador y no perdedor, tal como concebía hasta la fecha el resto del mundo del fútbol. El propio Milla tenía 38 años cuando se hizo famoso en el fútbol profesional de forma internacional en 1990. Fue un futbolista trabajador de gran éxito en su tierra natal, ganando títulos continentales como el premio al Futbolista Africano del Año antes de marcharse a Francia en 1977.

En el Bastia ganó la Copa de Francia en 1980 y permaneció en el fútbol francés hasta 1989, habiendo anotado 111 goles en 310 partidos a lo largo de 11 temporadas. Milla demostró que era un jugador a tomar en serio, y llegó a Italia 90 acompañado por un halo de misterio.

Su nombre no fue menos, que en realidad pone ‘Miller’ en su certificado de nacimiento, pero fue modificado por el propio futbolista. A pesar de esto, la sonrisa sin dientes, el estilo torpe de su carrera y su poco cabello, Milla demostró ser un delantero brutal que llevó a Camerún hasta los cuartos de final.

Después de que los Leones Indomables sorprendiesen al abrir el campeonato con una victoria contra Argentina, que había sido la última campeona del mundo, procedieron a despachar después a Rumanía con dos goles de Milla que fueron una muestra de oportunismo, fuerza y definición. Fue en este encuentro y en los siguientes en los que Milla hizo famoso su baile en el banderín de córner, ya que no fue la última vez que lo utilizó.

Contra Colombia en octavos de final, Milla volvió a marcar la diferencia, siendo protagonista en todos los duelos, el frente del ataque de los centroafricanos y el centro de todas las miradas además de alguna acción de René Higuita.

La celebració de Milla es apreciada y recordada todavía por ser una muestra pura de felicidad de un viejo profesional disfrutando del juego, el deporte y el momento con la pasión y el placer de un chico joven. 

Esto todavía sigue siendo una parte importante en el fútbol africano, por lo que engloba muchas de las cualidades que hacen que este deporte sea tan celebrado en África - el esfuerzo individual, el carácter y la diversión.

24 años después de esta gran actuación en Italia, ningún equipo africano o jugador ha logrado eclipsar el logro de Camerún o ha conseguido realizar una contribución más memorable o emocionante que el movimiento de caderas de Milla.

Echa un vistazo a One Stadium - el sitio de fútbol oficial del patrocinador de la Copa del Mundo de la FIFA Sony - el cual recoge registros de todas las fases finales recientes.

Descubre los mejores momentos de la Copa del Mundo de 1990 en el sitio One Stadium de Sony.