thumbnail Hola,

La predicción de Benito Carvajales en el partido de 'replay' ante Rumanía del Mundial de 1938; en el último capítulo de esta serie que narra el extraordinario poder de la fe

Solo un vidente hubiera predicho que Cuba, una isla loca por el beisbol, se convertiría, en el Mundial de 1938, en el primer páis del Caribe en participar en una Copa del Mundo. Tal vez el único miembro del equipo al que no le sorprendió fue a su portero, Benito Carvajales, cuyo don de predecir el futuro lo convertiría en una estrella en aquel año 1938.

Las esperanzas de hacer una actuación respetable en el torneo no eran altas, y sólo la presencia de las Indias Orientales Holandesas aliviaban a Cuba quitándole la etiqueta de "chivos expiatorios" del torneo. Pero estando Carvajales bajo los palos, la esperanza no se perdía. El torneo de 1938 fue un torneo de KOs, y los cubanos lograron destacar logrando un empate 3-3 en el tiempo extra con Rumania.

Señores, no jugaré el partido, pero ganaremos el 'replay, eso es cierto. El juego rumano no tiene secretos para nosotros. Anotaremos dos goles; ellos solo uno. Adiós.

El entrenador cubano anunció que Carvajales no jugaría el partido de replay, pero Carvajales despertó el interés de la prensa europea convocando una curiosa rueda de prensa tras el partido. "Señores, no estaré jugando, pero vamos a ganar el replay, está claro. El juego de los rumanos ya no tiene secretos para nosotros. Yo digo que vamos a marcar dos goles, y ellos solo marcarán una vez. Adios, Caballeros".

En Toulouse, el 5 de junio de 1938, eso es exactamente lo que pasó. Rumania se fue al descanso ganando 1-0, pero los cubanos rugieron de nuevo para ganar 2-1. Su gol ganador vino precedido de un fuera de juego señalado por el linier, pero el colegiado permitió seguir jugando, con lo que consiguieron la ventaja de todos modos. Carvajales, recuperado para el próximo partido, había predicho con exactitud la primera sorpresa de la Copa Mundial, pero curiosamente, se guardó sus pensamientos para sí mismo para el partido de cuartos de final en Suecia.

Quizás Carvajales presagiaba lo que estaba por llegar, porque los suecos consiguieron anotar hasta ocho goles sin encontrar respuesta alguna. Sus compañeros dijeron que fueron vencidos "por circunstancias imprevistas". Hmmmm.

Únete a la conversación sobre historias increíbles en #startbelieving y para más información sobre PUMA visita: http://www.puma.com/footballclub

Artículos relacionados