thumbnail Hola,

Después de nueve horas retenida en Ezeiza, la futura esposa de Mauro Icardi pudo entrar al país después de que el apoderado de su expareja firmara la autorización solicitada



La temporada en Europa ya se terminó y por eso Mauro Icardi y Wanda Nara emprendieron su regreso a la Argentina a menos de un mes de su casamiento que será el 7 de junio. Sin embargo, hubo un imprevisto de último momento que no estaba en los planes de la pareja del año: Constantino, el segundo hijo que Wanda tuvo con Maxi López, tiene el pasaporte vencido y por eso él y su madre quedaron nueve horas demorados en Ezeiza.

¿Cómo se solucionaba esto? Simple, con un permiso. El problema es que la comunicación entre la modelo y Maxi es nula, y el que tenía que firmar ese permiso es el delantero de la Sampdoria, pero como el delantero está de vacaciones, el que se presentó en el consulado argentino en Italia fue el apoderado.

Finalmente, la autorización llegó y ahora la modelo podrá dedicarse plenamente a los preparativos de su casamiento con Icardi el 7 de junio.

Relacionados