thumbnail Hola,

Todo el mundo estará pendiente del cruce entre Sampdoria e Inter de este domingo, en el que los dos delanteros se van a cruzar por primera vez en campo desde el escándalo amoroso



La novela del momento no sale en ningún canal de televisión ni tiene un gran elenco, pero se vive día a día por las redes sociales y este domingo tendrá un capítulo que promete hacer explotar el raiting. Si a Maxi López le decían que este pequeño jugador de las inferiores de Barcelona, que un día se le acercó con timidez para pedirle un autógrafo, iba a terminar siendo amigo suyo, posiblemente no lo habría creído.


Seguramente, jamás se le debe haber cruzado por la cabeza que quien era su íntimo amigo y hasta compañero de vestuario terminaría quedándose con su mujer y el amor de sus tres hijos.

Lo que en un principio era un círculo perfecto conformado por un matrimonio y tres hijos, de repente se rompió y luego se transformó en un triángulo amoroso. Hubo "algo" que colmó la paciencia de Wanda Nara y la blonda decidió ponerle punto final a su relación con Maxi López.
Ese tuit sin razones ni destinatarios despertó la polémica, que pronto sería confirmada por periodistas que tienen estrecha relación y por la propia Wanda, aunque a esa altura, nadie sabía los motivos ni tampoco sospechaban el giro inesperado de esta historia de tres...
Cuando parecía que todo era dolor por la reciente decisión tomada, si bien Wanda se mantuvo firme y no contó públicamente los motivos, llegó la primera interacción twittera con el joven príncipe Mauro Icardi.

Apenas al otro día, el delantero voraz se la jugó en la red social del pajarito y no le importó que millones de personas lo juzgaran, pero a su vez encendió la mecha de una bomba atómica.
Ya estaba todo dicho. Sólo un ingenuo podía creer que Wanda y Mauro no estaban en pareja, y como en toda relación, empezaron los primeros histeriqueos de la modelo.
En esos momentos, un hombre hace cualquier cosa por cautivar a una mujer cuando está enamorado, y Maurito no tuvo mejor idea que tatuarse medio brazo... Llegó un momento que la novela no iba de lunes a viernes, sino todos los días y hasta más de una vez por día, pero nadie nunca había visto a los dos protagonistas juntos. Para ese entonces, ya había un actor menos en la tira, porque el guionista decidió dejar a un lado al personaje de Maxi López. Hasta que hubo un capítulo que hizo pico de raiting.
Del amor y los besos, a los tatuajes.
Después de los dibujos en la piel, marcaron a fuego su amor en su primer viaje juntos por las playas de Brasil.
A pesar de viajar siempre en primera clase, se muestran al mundo tal y como son. Nótese el tatuaje de la cara de Wanda en el brazo de Icardi, en el que no hay rastros de maquillaje ni un peinado elaborado.
El nuevo año, también los tuvo juntos, y unos días después llegaría lo que toda mujer espera de un hombre...
Por si a los usuarios de las redes sociales no les había quedado claro, Mauro Icardi AMA a Wanda, y todo un estadio fue testigo de ese amor.
Este domingo, reaparecerá en la historia Maxi López y se cruzará con Icardi en el duelo Sampdoria-Inter en un capítulo imperdible de esta novela que promete tener varias temporadas.

Artículos relacionados