thumbnail Hola,

El gol del galés supone el cuarto título conseguido por los blancos ante los azulgranas, por tres triunfos del Barcelona ante los merengues

La séptima final entre los dos colosos del fútbol español, de las 111 ediciones disputadas, ha roto la igualdad que existía entre Real Madrid y Barcelona en favor de los blancos. Gareth Bale ha sido el responsable de este hecho, con su primer tanto copero y en su estreno goleador en los Clásicos.

Hay que trasladarse a 1936 para vivir el primer duelo entre ambos conjuntos, en la última celebración de la Copa Presidente de la República. Valencia acogió el triunfo de los merengues por 2-1, la ciudad favorita para este tipo de enfrentamientos por su intermedia distancia entre las capitales.

Mucho hubo que esperar hasta que sendos equipos se volvieran a topar en una final. Fue en 1968, bajo la denominación de Copa del Generalísimo, y con victoria de los culés por la mínima, 1-0, a través de un gol en propia puerta. Seis años más tarde, 1974, se vengaba el Real Madrid con contundencia, mediante un póker de goles en la capital, habitual sede en aquella etapa dentro de la dictadura.

En 1983 y 1990 se produjeron dos títulos barcelonistas: el primero de ellos en Zaragoza (2-1) y el siguiente en Valencia (2-0). Precisamente la capital del Turia ha acogido los últimos choques, la de 2011 con 1-0 para el Real Madrid, obra de Cristiano Ronaldo, y la de este año, con 2-1 a favor de los de Chamartín.

Artículos relacionados