thumbnail Hola,

Los dos grandes rivales se han encontrado 6 veces en una final copera, con 3 victorias por cada bando - Goal hace el recuento de los juegos de 1936, 1968, 1974, 1983, 1990 y 2011

Real Madrid 3-3 Barcelona. La Copa del Rey ha producido seis finales de clásico en 112 años de historia y hasta el momento el resultado es parejo, pero este año se presentará el séptimo encuentro luego de que Barcelona venciera a la Real Sociedad por 3-1 en el global y agendará su cita con el Madrid para el próximo mes de Abril.

La noche del martes, el equipo de Carlo Ancelotti se convirtió en el primer equipo de la historia en llegar a la final de Copa sin encajar ni un solo gol al despachar por un global de 5-0 al vigente campeón Atlético de Madrid.

Pero la ruta culé hacia la final fue bastante similar, con el equipo ganando todos sus juegos excepto el empate de ayer por 1-1 ante la Real Sociedad.

La primera vez que el Barça se enfrentó al Madrid en una final fue en 1936, justo un mes después del estallido de la Guerra Civil Española. A pesar de esto, esa final es recordada por una parada épica del legendario portero Ricardo Zamora en el que fue su último juego en España. El guardameta, que le dio su nombre al trofeo para el mejor portero de la liga y aún es considerado uno de los mejores en la historia de La Roja, ganó dos Copas del Rey para el Barcelona para luego ganar la antiguamente llamada Copa de la República, dos veces con el Real Madrid. Su parada ante Josep Escola mantuvo el 2-1 y los blancos se llevaron a la casa la Copa, que se dejó de jugar hasta el año de 1939 (cuando la Guerra Civil ya había acabado).

Barcelona tuvo que esperar tres decadas para tener una revancha, pero lo hicieron a los grande y ganaron la siguiente final en el Santiago Bernabéu en un partido marcado por la controversia. El Barça se llevó el título gracias a un autogol tempranero de Fernando Zunzunegui y recibió la Copa del Generalisimo de manos del autor del nombre de la Copa, el dictador español Francisco Franco.

La tercera cita llegó en 1974. El Madrid había perdido 5-0 en casa ante un inspirado Barcelona en la Liga, liderado por Johan Cruyff, y tenía sed de venganza. El partido fue en el Vicente Calderón. En ese tiempo, los extranjeros tenían prohibido jugar en la Copa, por lo tanto en el Real Madrid causó baja el alemán Gunter Netzer y el argentino Oscar Mas, mientras que el Barça no pudo utilizar ni a Cruyff ni al peruano Hugo Sotil. En un solo encuentro, el Madrid se llevó la victoria y ganó 4-0, con Santillana y Pirri dentro de los anotadores.

Pasaron 9 años para que se repitiera el encuentro, ahora con Zaragoza como sede. Diego Maradona tuvo duelos personales con José Antonio Camacho y Paco Bonet, puso el primero gol para Victor Muñoz y aunque Santillana igualó las cosas, Marcos Alonso anotó el gol que llevaría de nuevo la Copa a Cataluña. Madrid en ese tiempo fue llamado como “el eterno segundón” al haber quedado en esa posición en Liga, Copa, Copa de la Liga, Copa de Campeones y Supercopa de España en esa temporada.

Barça venció de nuevo en 1990 en un encuentro ríspido que fue decidido por goles de Guillermo Amor y Julio Salinas en el segundo tiempo, después de la expulsión de Fernando Hierro en la primera mitad. Fue el primero trofeo de Johan Cruyff como entrenador azulgrana y el que evitó que lo echaran a final de su segunda temporada. “Necesitábamos ese trofeo porque era la única opción que teníamos esta temporada” dijo Amor. “En el club se escuchan cosas, pero ganar la Copa nos ha dado confianza”. Después de eso, nació el Dream Team.

En 2011 Mestalla fue testigo del primer trofeo ganado en la era Mourinho, después de 90 minutos con sufrimiento pero sin goles, Cristiano Ronaldo encontró en el aire un centro de Angel Di María y selló la victoria blanca, que terminó el partido con 10 hombres por la expulsión del argentino.


Él pertenece a un único grupo de técnicos que critican las decisiones correctas de los árbitros"

- Mourinho sobre Pep después de ganar la Copa en 2011

Barcelona pensó que se habían puesto arriba en el marcador en tiempo regular, pero el extremo estaba correcta, peroaún asi apretadamente, en fuera de juego. Pep remarcó esa acción pero por "la buena vista del asistente" Braça hubiera ganado la Copa. Mou criticó a su antes amigo y lo catalogó dentro de un grupo especial de técnicos que criticaban las buenas decisiones arbitrales.

Con aquella vorágine de clásicos que siguieron con la semifinal de la Champions League, el contraataque de Pep ante las palabras del técnico portugués, la caíada de la Copa de manos de Sergio Ramos y el desconsuelo de Messi dentro del véstidor, el clásico vivió una etapa de tensión fuerte entre los seleccionados españoles.

Este 19 de abril. posiblemente en Mestalla de Nuevo, será el clásico del desempate momentáneo entre estos 2 grandes rivales. Qué pasará ahora?

Relacionados