thumbnail Hola,

El tolosarra fue suplente, y se llevó la mayor ovación de la noche cuando saltó al campo en sustitución de Illarramendi. El madridismo le quiere muchos más años de blanco

El madridismo quiere a Xabi Alonso. Siempre lo ha hecho desde que llegó. Y ese respeto que le profesa se mantiene en el tiempo, sobre todo cuando el de Tolosa está a punto de entrar en sus últimos seis meses de contrato sin haber renovado todavía. Y seguramente por eso precisamente, el ‘14’ merengue se llevó este miércoles ante el Olímpic de Xátiva la mayor ovación de cuantas se repartieron en el Santiago Bernabéu.

Salió a calentar nada más empezar la segunda parte, y los aplausos que siempre dedica la grada más próxima al banquillo visitante se contagiaron por todo el graderío. Una ovación que fue pequeña en comparación con la que le tributó el coliseo blanco cuando saltó al césped alrededor del minuto 60 de partido, con todos los aficionados coreando el nombre de Xabi Alonso.

Era el último partido del ‘14’ madridista en el Santiago Bernabéu antes de que se abriera el mercado invernal, y el madridismo quiso dejarle claro al mediocentro blanco que quiere que permanezca en ese mismo césped durante muchos años más. Si influirá o no en su decisión final, o en las negociaciones para la renovación, sólo el tiempo lo dirá. Pero desde luego que a Xabi Alonso no le quedarán dudas del cariño que le tiene la afición merengue.

Relacionados