thumbnail Hola,

El jugador del Sevilla no sólo lesionó a un rival sino que al ser expulsado por doble amonestación hizo pagar su enfado a un agente

Un agente de la policía nacional pagó el cabreo de Gary Medel tras su expulsión en el Sevilla-Atlético de Madrid de Copa del Rey el pasado miércoles en el Sanchéz Pizjuán, encuentro que finalizó con 2-2 en el marcador, dándole el pase a la final al conjunto capitalino. El internacional chileno vio la roja en el minuto 75 por acumulación de amarillas y esto desencadenó su ira.

Medel ha sido sancionado con tres partidos, uno por la expulsión y los restantes por su violenta reacción posterior. Tuvo que ser sujetado por varios compañeros y cuando se encontraba en el acceso al túnel de vestuarios, dio un puntapié a una silla que salió disparada hacía el policía nacional qe se encontraba en la banda.

En el vuelo la silla levantó una botella de agua que impactó en la cabeza del agente. Este incidente no fue reflejado por el árbitro en el acta del partido, en el cual si que reflejó que Medel "se dirigió hacia mí protestando a voz en grito y con actitud amenazante". Esta es la tercera ocasión en la que el jugador es expulsado en el Sánchez Pizjuán.


Relacionados