thumbnail Hola,

Tras seis clásicos anotando, el luso se marchó del Santiago Bernabéu sin el gol que 'le correspondía'

El delantero del Real Madrid Cristiano Ronaldo se ha echado el equipo a la espalda y ha sido el principal responsable de las últimas victorias conseguidas por el conjunto blanco. Y es que el astro portugués atraviesa un gran momento, no sólo está acertado de cara a la portería sino que también se muestra asociativo con sus compañeros. Sin embargo, el miércoles no brilló en Concha Espina.

Tras lograr un hat trick el pasado domingo ante el Getafe y siguiendo su inmaculada trayectoria, se esperaba que Cristiano Ronaldo volviera a ser determinante en el encuentro copero ante el Barcelona. Lo había sido en el último enfrentamiento de Liga ante el eterno rival, anotando los dos goles que valieron para empatar ante el líder y tampoco había perdonado ante el guardameta culé en los cinco anteriores duelos.

Sin embargo, llegó el séptimo clásico, el primero de este 2013, y el jugador de Madeira se fue sin anotar. Tampoco tuvo protagonismo su máximo rival, Leo Messi, sino que fueron Cesc Fábregas y Rafael Varane los artífices de los goles de su equipo.

 

 

Artículos relacionados