thumbnail Hola,

Iker Casillas, lesionado: Me duele, no sé lo que tengo

El guardameta del Real Madrid ha explicado en qué consistía la lesión que le ha obligado a ser sutituido, aunque espera que no sea nada grave

Iker Casillas, portero y capitán del Real Madrid, ha explicado en qué consistía la lesión que le ha obligado a retirarse del césped de Mestalla durante el encuentro de vuelta de la Copa del Rey frente al Valencia.  "El doctor no ha sido muy dramático, pero como es en un dedo, habrá que esperar a las pruebas. Ojalá no sea mucho", dijo tras el partido.

El portero quiere ser optimista pero no se sabrá el alcance real de su dolencia hasta que mañana sea sometido a diversas pruebas en el dedo. No obstante, sí aclara que es menos grave de lo que le pareció en principio. "Cuando me han dado el golpe me he quitado el guante porque he sentido que se rompía algo. He cerrado el puño y sentía que me dolía. No podía seguir", explicó.

Para terminar, Casillas confirmó que la única zona que tenía afectada tras el encontronazo era el dedo y que la muñeca sigue sana y salva. "Me duele. No sé lo que tengo. No tiene nada que ver con la muñeca, sino únicamente con el dedo. A ver mañana las pruebas médicas. Ojalá no sea nada", finalizó.

Artículos relacionados