thumbnail Hola,

El argentino ofreció el trofeo ganado hace poco más de una semana en el Camp Nou antes de iniciar el encuentro de Copa del Rey

Lionel Messi y el barcelonismo siguen de manteles largos después de que el astro argentino presentara ante la afición que se congregó en el Camp Nou, su cuarto Balón de Oro recibido el lunes de la semana pasada en Zurich, Suiza.

Después de escucharse el himno del Barça y de que los futbolistas se saludaran en el centro del campo, el nombre de Leo fue, como ya es costumbre, el más coreado en el imponente estadio culé. El rosarino se acercó al frente del túnel donde aguardaban los ya cuatro trofeos que ha recibido de manera consecutiva y con felicidad tomó el último de ellos otorgado en la gala de la UEFA el 7 de enero.

La afición estalló en júbilo cuando el rosarino alzó el galardón que no sólo lo condecora como el mejor jugador del mundo en el 2012, sino que también lo acerca a ser considerado el mejor jugador de la historia.



Artículos relacionados