thumbnail Hola,

Lo mejor del Getafe 0-0 Atlético de Madrid

Nunca el conjunto azulón inquietó al equipo de Simeone, que pese al 3-0 de la ida, dispuso de una alineación a prueba de sobresaltos, iniciada por Courtois y coronada por Falcao

No pasó nada en el Coliseum Alfonso Pérez. Todo había ocurrido ya hace un mes a orillas del Manzanares, cuando el Atlético sentenció la eliminatoria y acuñó este sinsentido. Fueron dos horas prescindibles, soporíferas para el poco público que se dio cita en el campo para ver un intento de partido. Algo no funciona en esta Copa del Rey.

Además del formato, no contribuyeron ninguno de los dos equipos a que hubiera algo más que fogueo. Cholo Simeone estuvo en su papel, y convino alistar una alineación a prueba de sobresaltos, recitada desde la portería con Courtois y engalanada por Falcao en la otra orilla. Declaración de intenciones. Precisamente lo que omitió el Getafe, que en ningún momento creyó en la remontada. En realidad no confió ni en armar el intento. Fue tan desalmado el equipo de Luis García, que ni siquiera llamó al zafarrancho de combate en los primeros minutos. Nada.

Pocas razones argumentadas defenderán mejor que este partido la necesidad de revisar el formato del torneo. Ni la emoción, ni el cobijo para las gestas de los humildes, ni la descarga de un calendario tan sobresaturado deberían tener un efecto palmario para el cambio del sistema de competición como la proyección continuada en una sala cerrada de este empate a nada durante toda una tarde a las mentes que propician una Copa del Rey así.Si el objetivo de Luis García era esta denuncia, misión cumplida.

Artículos relacionados