thumbnail Hola,

Lo mejor del Betis 1-0 Las Palmas

Rubén Castro volvió a anotar al equipo de su ciudad natal, el club donde se formó como jugador

El buen momento de ambos equipos en sus respectivas divisiones, el Real Betis en Primera y Las Palmas en la categoría de plata, se comprobó en los primeros minutos de juego, con dos equipos que movían bien el balón, con buen trato y criterio. El encuentro prometía por lo incierto del marcador y por la calidad de las plantillas.

El primer tiempo se cerró con las apariciones del nigeriano Chrisantus, quien dispuso de la mejor ocasión, y Thievy, que eran los encargados de subir la velocidad del ataque de los visitantes. Un sólo gol separaba a la Las Palmas de acceder a los cuartos de final pero las oportunidades se habían mostrado escasas en los 45 minutos iniciales.

A falta de cinco minutos, Rubén Castro robaba un balón a Hernán para inmediatamente encarar a Barbosa y batirlo. Castro era fiel a su cita con el gol y a su condición de verdugo de su exequipo: octavo partido ante la Unión Deportiva Las Palmas y séptimo tanto. Un guión que se veía escrito cuando el grancanario había entrado en el terreno de juego.

Artículos relacionados