thumbnail Hola,

Barcelona: Las cinco razones por las que ganó la Copa del Rey

El Barcelona ganó la noche de ayer en el Vicente Calderón su 26a Copa del Rey ante el Athletic de Bilbao

La noche de ayer en el Vicente Calderón, el Barcelona cerró la temporada con broche de oro, tras vencer al Athletic de Bilbao de Marcelo Bielsa. Los culés se llevaron a casa su 26a Copa del Rey, siendo el equipo más laureado con el título de "Campeón de España", pero esta última Copa tuvo algo más de especial que cualquier otra. En Goal.com analizamos las principales razones del equipo culé para pelear como lo hizo por este trofeo.


1. Despedida de Pep

Desde que el técnico del Barça, Pep Guardiola, anunciara que no seguirá al frente del equipo la próxima temporada, el golpe anímico para la plantilla fue imortante. Con el míster, el equipo había ganado ya 13 títulos en 4 años, firmándose la mejor temporada del Club en toda su historia. ¿Cómo agradecerle a Pep su labor? la respuesta era con un título más.

Qué mejor manera que decir adiós a Pep Guardiola con un título más. Desde hace un par de semanas cuando el equipo ya se entrenaba para preparar el partido de la final de Copa, varios jugadores comentaron que despedir a Pep con una sonrisa y un título era la mejor manera de despedirse del técnico y también era el mejor regalo que le podían hacer al maestro del que aprendieron en estos últimos años.

2. El título del orgullo

El Barcelona perdió de las manos la Liga y la Champions League. Aunque el equipo a principio de temporada ya se había llevado 3 títulos (Supercopa de España, Supercopa de Europa y Mundial de Clubes), el equipo blaugrana había perdido 2 títulos importantes y peor aún, uno de ellos había quedado en manos del eterno rival.

Si el Barcelona quería cerrar el telón de la campaña de una manera honrosa, tenía que hacerlo ganando uno de los 3 títulos más importantes y la Copa del Rey era su única opción. Aunque técnico y jugadores se pronunciaban a favor de decir que sin ganar el título de Copa se sentirían igual de orgullosos, la realidad es que sabían de la importancia de ganar el trofeo, porque la mejor manera de cerrar una era Guardiola tan victoriosa, era ganando otro título, por el club, por los jugadores, por Pep y por la afición que en las buenas y en las malas ha estado siempre ahí. 



3. Por Abidal y los lesionados

La noticia de la necesidad de un trasplante de hígado para Eric Abidal, fue uno de los golpes más duros para el equipo culé. Cuando se pensaba que el jugador ya estaba recuperado, la fuerte noticia tambaleó la parte anímica del club, que siempre ha mostrado un especial cariño por el jugador francés. Abidal ya fue operado hace más de un mes y se encuentra recuperándose en casa, aunque no se sabe todavía si podrá volver a las canchas, el defensa se ha convertido en un símbolo de lucha y entrega para sus compañeros de equipo.

Con la ausencia del lateral izquierdo, Pep Guardiola y sus pupilos se las tuvieron que arreglar para cubrir esa zona en la cancha, pero siempre pensando en que el lugar de Abi era insustituíble. El día de ayer, el triunfo de la Copa llevó una especial dedicatoria para el defensa, que fue uno de los que no pudo viajar a Madrid con el resto del equipo y seguramente vio el partido en casa.

Pero el caso de Abidal no es el único, la temporada 2011-12 se vio claramente afectada por las lesiones en varios de sus jugadores. David Villa sufrió una fractura de tibia en diciembre pasado mientras disputaba la semifinal del Mundial de Clubes, Carles Puyol ha sido operado de la rodilla hace un par de semanas y Dani Alves se fracturó la clavícula hace una semana durante un entrenamiento previo a la final de Copa.

El triunfo blaugrana fue también para todos ellos, los lesionados que han dejado el alma en la cancha y han pagado las facturas físicas del esfuerzo.

4. Por Tito Vilanova

Tras anunciarse la marcha de Pep Guardiola y la llegada de Tito Vilanova, varios jugadores han querido demostrar que merecen un lugar en el equipo para la próxima temporada. En este verano comienza el mercado de fichajes y algunos jugadores saben que  no han hecho una gran temporada y el partido de ayer era una buena oportunidad para levantar la mano y decir "aquí estoy".

Algunos ejemplos claros fueron el de Martín Montoya. El joven canterano ha subido del filial al primer equipo de la mano de Pep Guardiola, su misión es sustituir a Dani Alves y el míster tiene clara confianza en el jugador catalán, pero ¿Tito también la tendrá? eso no se sabe aún, pero al término del partido de ayer, Pep elogió la actuación del jugador y dejó claro que es una promesa para el lateral derecho en el futuro del equipo. Tras esta recomendación, es posible que Tito también considere conservar a Montoya.

Gerard Piqué es otro de los ejemplos de aquellos que quieren destacar. El defensa tuvo una mala temporada en la que Guardiola lo dejó en el banquillo en varias ocasiones y se especuló una ruptura de la relación entre jugador-técnico aunque ambos lo han desmentido. Ante las bajas importantes en la defensa, Piqué era el encargado de llevar el estandarte de la defensa, guiando a sus compañeros con menos experiencia para proteger el área de José Manuel Pinto. Piqué lo hizo bien y demostró que con él, el equipo puede estar seguro.

5. Por la Eurocopa

Vicente del Bosque aún no ha anunciado la lista definitiva de jugadores que viajarán a la Eurocopa y ésta será anunciada el día de mañana. España jugará hoy un amistoso en el que no participan ninguno de los jugadores  del equipo culé debido a la final de Copa, pero algunos de ellos, que no han tenido buena temporada con el Barcelona, dudan todavía si el salmantino contará con ellos.

Pedro es uno de ellos. El canario firmó una campaña muy débil, con pocos goles y poco protagonismo, pero ayer se llevó las palmas al anotar dos de los tres goles de la final de Copa y eso sin duda, es un gran punto a su favor para buscarse un lugar en la absoluta.

Artículos relacionados