thumbnail Hola,

El capitán catalán recibió la copa de campeones vistiendo la camiseta de Fontás y la plantilla se acordó de Abidal vistiendo la Copa con su camiseta

Carles Puyol sigue dando muestras de su nobleza y señorío partido tras partido. En la vuelta de honor al campo, tras proclamarse campeón de la Copa del Rey ante el Athletic Club, ha querido tener un gesto con los aficionados bilbainos y con el rival, ondeando en una mano la bandera del País Vasco y en la otra la Senyera catalana. Gesto aplaudido por la hinchada rojiblanca.

Pero antes de ello, quiso ceder el momento glorioso de levantar la Copa del Rey a su compañero Xavi Hernández, que tras 20 títulos conseguidos con la camiseta blaugrana todavía no había podido disfrutar de un momento así. Puyol ya lo hizo con anterioridad, en la Final de la Champions en la que cedió el brazalete de capitán a Éric Abidal para que fuese él quién levantara el galardón.

Un gesto para aplaudir al defensa culé, que recién operado de la rodilla no ha podido saltar al terreno de juego y que tampoco podrá disputar la Eurocopa de Polonia y Ucrania. Además, muy pendiente de sus compañeros intercambió su camiseta con el canterano Andreu Fontàs, quien precisamente se lesionó gravemente de la rodilla en el partido de octavos de la Copa del Rey ante el Osasuna.

La plantilla aplaudida por toda la afición, dio la vuelta de honor al campo delVicente Calderón, hizo el coro todos unidos de las manos en el centro del campo, como han hecho en los anteriores 14 títulos conseguidos bajo el mandato de Pep Guardiola, que se despide hoy del equipo. Además, la plantilla de nuevo tuvo un detalle con Éric Abidal, que abandonó la semana pasada el hospital tras el transplante de higado, y vistieron la Copa con la camiseta del dorsal 22 que viste el francés.

Artículos relacionados