thumbnail Hola,
Toquero The Boss: Finales de Liga que enamoran

Toquero The Boss: Finales de Liga que enamoran

Getty Images

Nuestro particular analista se derrite con el final de Liga tan apasionante que nos van a regalar Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid

Hacía muchos años que no teníamos un final tan apretado de Liga, y además en todos los frentes. La cosa está que arde, como la piel de un guiri británico tras doce horas seguidas de sol en la playa de Benidorm. Tan emocionante está la cosa que lo único que no queda por decidir es la cuarta plaza (también conocida como “el primero de la otra Liga”). Y es que mi Athletic ha hecho una temporada espectacular y se ha asegurado ir a la previa de la Champions Legue tras muchos años de ausencia. Que se agarre Europa, que una manada de leones hambrientos va con ganas de arrasar con todo lo que se mueva.

Del resto de cosas por decidir por supuesto hablaremos primero del título de Liga. Imaginad si es raro todo que el Espanyol podría darle la liga al Barça, y el Barça se la podría dar al Madrid; vamos, como si un voto de Rajoy hace ganar las elecciones a Rubalcaba, de locos. Para más inri, el que el año que viene será entrenador del Barça (o eso parece), Luis Enrique, puede con su Celta quitar puntos al Madrid. Dicho de otra manera, Luis Enrique puede hacer más méritos como entrenador del Barça que Tata Martino sin tan siquiera haberse sentado aún en el banquillo azulgrana. Por su parte, el Atleti debe seguir con su filosofía del partido a partido. El Levante les complicó la vida, pero hay que reconocer que los equipos de Caparrós son más duros de pelar que Chuck Norris con armadura. Todo esto nos deja un sinfín de posibilidades que prometen una final de campeonato apasionante, donde todos los detalles tendrán su importancia. Compren palomitas, enciendan la televisión, desenchufen el teléfono, aten a la suegra a una silla (eso nunca viene mal) y a disfrutar.

Pero lo mejor de todo es que la emoción no acaba ahí, aunque en este caso hablaremos de un tipo de emoción algo más crispada. El descenso, el drama de cada año. Valladolid, Osasuna, Almería, Granada y Elche a palos entre ellos para ver quien acompaña el Betis al infierno. Producto de esta lucha siempre se desencadenan partidos más tensos que poner una multa de tráfico a Esperanza Aguirre. A mí siempre me ha parecido que luchar para evitar el descenso es lo que más desgasta y lo más cruel del mundo del fútbol, pero la alegría que proporciona salvarse en la última jornada  puede ser mayor que ganar la Champions; y si no que se lo pregunten al Espanyol y a Corominas.

Pues eso señores y señoras, dos jornadas que van a dar para mucho dentro del campo y fuera. Preparaos para avalanchas de predicciones, reproches, rumores sobre primas y fuego cruzado entre periodistas de bufanda. Por suerte siempre tendremos goles agónicos, partidos de traca y fútbol en estado puro que nos recuerdan lo bonito que es este deporte. ¡Feliz semana, amigos y amigas!



Relacionados