thumbnail Hola,
La tele y el fútbol, según @Toquero_theboss

La columna de Toquero_theboss: El fútbol digievoluciona en telebasura

La tele y el fútbol, según @Toquero_theboss

Getty

Nuestro singular columnista analiza lo que él denomina "la antesala del apocalipsis del fútbol televisado"

Todos aquellos que tengáis 20 años o más, recordaréis esa época donde el fútbol era un deporte de fin de semana; de lunes a viernes vivías con la ilusión de que llegara el fin de semana para ver todo los partidos que pudieras, aparte de para salir de fiesta al más puro estilo Royston Drenthe. Pero hoy en día, amigos, esto se ha perdido… Liga los lunes, los martes y miércoles o Champions League o jornada entresemana, los jueves Europa League (para mí siempre será la UEFA, malditos), los viernes otra vez Liga, y los fines de semana más partidos de Liga. ¿Pero esto que es? ¿Un plan del gobierno de Rajoy para convertirnos a todos en Julio Maldonado ‘Maldini’ para que solo pensemos en fútbol y nos olvidemos de sus recortes en sanidad y educación? No, señores y señoras, esto no es más que la antesala del apocalipsis del fútbol televisado.

Según la siempre fiable Wikipedia (tan fiable como una pareja de centrales Woodgate – Chygrynsky), la telebasura “es la  televisión caracterizada por la utilización del morbo, el sensacionalismo y el escándalo como estrategias de atracción de la audiencia”. Y es que esa es otra, el partido es cada vez lo de menos. Se le da más importancia al informativo anterior al partido (lleno de pseudoreportajes que comparan a los jugadores con algún superhéroe de Marvel)  y a la tertulia posterior al encuentro (a ser posible, con un Tomás Roncero de turno soltando incongruencias del tamaño de Siberia y gritando mucho), que al propio partido. Siento comunicarlo, pero hemos convertido el fútbol en telebasura. Y como mi filosofía de vida es tomarme las cosas con humor, aquí van algunos consejos para los directivos televisivos que lean esto para que acaben de convertir el fútbol en Sálvame Deluxe:

  • Poner cámaras en los vestuarios, a lo Gran Hermano, sin ningún tipo de censura. Hay muchos futbolistas que muestran sus atributos por la webcam y acaba saliendo a la luz, así que poner una cámara en las duchas no debería molestarles.
  • Cambiar el concepto de “capitán del equipo” por el de “tronista del equipo”. A parte de elegir campo, a partir de ahora quien lleve el brazalete también tendrá derecho a elegir citas con sus compañeros y expulsarlos en caso de que no haya feeling (Pep Guardiola fue un visionario).
  • Que Del Bosque anuncie su lista de convocados para el Mundial con propaganda: “Y de delanteros, Diego Costa… Costa del Sol, visite Málaga este verano, los mejores resorts del país en un lugar de ensueño; Álvaro Negredo, que nunca falla… como el nuevo Pan Bimbo Extra sin corteza, siempre está ahí cuando lo necesitas; Fernando Torres. Repito, Fernando Torres. Sí, lo habéis oído bien, pero siempre es bueno hacer una visita a GAES, el mejor centro… bla bla bla”.
  • Poner de árbitros a los tertulianos más radicales. No tendría precio ver a Tomás Roncero, Juanma Rodríguez, Carles Fité y demás arbitrando un Barça – Madrid o un Madrid – Atleti, ríanse ustedes de la que lió Muñiz Fernandez en Elche.
  • Obligar a todas las aficiones de la Liga a animar a sus equipos con los cánticos de “La Ruleta de la Suerte”. En Anfield tienen el You’ll never walk alone, pero en el Coliseum Alfonso Pérez tendríamos a 17 aficionados cantando A por el bote oeeeeee… ¿no es precioso?