thumbnail Hola,
Arbeloa, mejor que Messi y Maradona

Arbeloa, mejor que Messi y Maradona

Getty

LA COLUMNA DE EDU POLO | El jugador del Barcelona sigue siendo el mejor del planeta y uno de los cuatro o cinco mejores de la historia, con o sin Mundial

Edu Polo
 Goal.com
Síguelo en
 
Periodista, FC Barcelona, Cadena SER

Definitivamente, el periodismo deportivo en este país ha perdido el rumbo. La victoria de Alemania sobre Argentina en la final del Mundial la hemos convertido en un nuevo enfrentamiento Barça-Madrid. Resulta que lo de menos es si ganó una u otra selección y parece que lo único que importa es desprestigiar a Leo Messi. La barcelonitis de unos y la madriditis de otros se ha extendido como una epidemia contagiosa y ha acabado por convertir incluso una final del Mundial en un nuevo duelo entre madridistas y barcelonistas. 

En estos días he leído que Leo Messi es el gran derrotado y fracasado del Mundial, en las tertulias parece que indigna más ahora que el argentino haya ganado el Balón del Oro que cuando Forlán se lo arrebató en Sudáfrica a Iniesta, Casillas o Xavi o incluso se cuestiona si escuchaba la arenga de Mascherano o si estaba con sus compañeros en el vestuario celebrando el pase a la final. No importa que estuviera pasando el antidoping o que el árbitro le llamara para el sorteo del campos, mejor obviarlo, manipular la realidad y así poder seguir la campaña de acoso y derribo contra Messi.

Y lo peor de todo es que los ataques llegan desde Madrid pero también desde Barcelona.  Si Leo Messi es el gran derrotado y fracasado del Mundial, no sé qué calificativos habría que emplear para hablar de la selección española o de Cristiano Ronaldo, que se fueron para casa sin superar la primera ronda. Está claro que Messi no ha sido el mejor del Mundial, pero ha sido uno de los mejores. Cuatro goles, cuatro trofeos de mejor jugador del partido y finalista de una Copa del Mundo, unos números al alcance de muy pocos. Y el otro comentario que más veces he escuchado desde el domingo es que al no ganar el Mundial, Messi no logra ponerse a la altura de Maradona, Pelé y compañía.

Después de unas semanas en las que hemos escuchado por activa y por pasiva que Di Stéfano había sido el más grande, ahora resulta que si no has ganado un Mundial no eres nadie. Curiosamente, a Di Stéfano no se le exige un título que nunca conquistó para estar en el olimpo, en cambio a Messi sí. Y resulta que Cruyff tampoco lo ganó. Ni Platini, Puskas, Kubala, Eusebio o tantos otros cracks históricos. 

Puestos a ser tan simples y siguiendo este razonamiento absurdo, podemos incluso llegar a la conclusión de que Arbeloa es mejor que Messi, puesto que el defensa blanco sí ha ganado un Mundial. E incluso mejor que Maradona, ya que Diego no ganó la Champions y Arbeloa sí. Ridículo, ¿verdad? Pues igual que las comparaciones de estos días sobre si Messi está a la altura de los más grandes o no y que todo lo que se está diciendo del delantero argentino. Leo Messi sigue siendo el mejor del mundo y uno de los cuatro o cinco mejores de la historia, con o sin Mundial.

Relacionados