thumbnail Hola,
Edu Polo: Andrés Iniesta no se toca, mejor en el centro del campo

Edu Polo: Andrés Iniesta no se toca, mejor en el centro del campo

Getty Images

Nuestro columnista nos trae su opinión sobre la actualidad del FC Barcelona

Edu Polo
 Goal.com
Síguelo en
 
Periodista, FC Barcelona, Cadena SER

Desvela hoy mi compañero Oriol Domènech en Mundo Deportivoque el Tata Martino ensayó ayer de nuevo una alineación con Xavi, Iniesta y Cesc juntos, pero con una disposición táctica distinta a lo que hemos visto en las últimas semanas. Parece que el técnico argentino va a apostar de nuevo por la misma fórmula que empleó en el Barça-Madrid del mes de octubre, la de colocar a Cesc como falso nueve, escoltado por las bandas, en este caso como falsos extremos, por Messi y Neymar.

De esta forma, Neymar vuelve a la banda izquierda, en la que se siente mucho más cómodo, Cesc regresa a la posición en la que mejor ha rendido y Messi se aleja de los centrales, a los que les complica el marcaje y tendrá igualmente libertad absoluta de movimientos. Y la mayor ventaja de todos estos cambios es que Iniesta se queda en el centro del campo. El triángulo que forma el manchego junto a Busquets y Xavi es el signo de identidad más claro del Barça y lo que hace del azulgrana un equipo especial, ya que ningún otro equipo en el mundo puede presumir de semejante medular.

La semana pasada, en el encuentro de ida, se pudo ver la diferencia entre lo que aporta Iniesta en el centro del campo o jugando más arriba pegado a la banda. El de Fuentealbilla está mucho más cómodo en el medio, entra más en juego, distribuye, se ofrece, regala asistencias mágicas y tiene llegada. Disfruta mucho más que jugando como delantero. Y Cesc parece más cómodo jugando arriba, por lo que no tenía sentido colocarlos al revés. Creo que la media hora final ante el Atlético en la ida fue suficiente para convencer definitivamente a Martino de que Iniesta no se toca. Debe jugar en el centro del campo y punto. Por algo se ha convertido en uno de los tres mejores futbolistas del mundo actuando en esa posición. Y en las últimas semanas ha demostrado que atraviesa por un momento de forma muy dulce que el Barça debe aprovechar ahora que llega el tramo decisivo de la temporada.

Estoy convencido de que Martino ha acabado jugando con Xavi, Iniesta y Cesc juntos porque dejar a cualquiera de ellos en el banquillo era un problema. En pocas semanas consiguió enfadarlos a los tres y al final optó por la solución más sencilla, que jueguen los tres, aunque era algo que a priori no estaba en su libreta. Gracias a eso, sale ganando el equipo, puesto que los tres deben ser titulares por talento y calidad, pero hay que encontrar un sistema en el que encajen y puedan convivir también el resto de cracks de la plantilla.

Lo que me parece muy injusto es el ostracismo de Pedrito. Ha pasado de ser el salvador del equipo en los partidos importantes a no contar apenas para Martino en las grandes citas. La semana pasada ante el Atlético se pasó toda la segunda mitad calentando para no disponer al final de ningún minuto. Creo que el canario no lo merece, porque trabaja más que nadie, porque cuando juega nunca defrauda y porque además es un jugador especial que marca siempre cuando el equipo más lo necesita. Pedrito nunca pierde la sonrisa, aunque a este paso Martino lo va a conseguir.

Sobre la sanción de la FIFA, un par de apuntes. La normativa es absurda y deberían cambiarla, pero mientras no lo hagan te tienes que adaptar a ella, lo que no puedes hacer es saltártela y después decir que no has hecho nada malo. El Barça creo que está errando su estrategia de defensa, centrada en alabar las virtudes de La Masia. Eso la FIFA no lo ha puesto en duda, lo que ha hecho es denunciar que al menos diez fichajes de menores extranjeros se han realizado violando el reglamento. Y no nos engañemos, así ha sido. Denunciar que otros también lo hacen o buscar una mano negra, blanca o del color que sea, ni soluciona nada ni te convierte en inocente. El caso a corto plazo tiene difícil solución, mientras que a largo plazo el Barça y el resto de clubs afectados por la normativa necesitan que aparezca un ‘Bosman’ menor y extracomunitario que gane una demanda que siente un precedente y cree jurisprudencia. Pero eso es un proceso muy largo.

Relacionados