thumbnail Hola,
Amsterdam, el punto de inflexión del Barcelona de Martino

Amsterdam, el punto de inflexión del Barcelona de Martino

Getty Images

El cuadro blaugrana tocó fondo en el Amsterdam Arena y desde entonces sus números vuelven a ser incontestables

Edu Polo
 Goal.com
Síguelo en
 
Periodista, FC Barcelona, Cadena SER

El Barça cada vez es más reconocible y empieza a recordar al equipo de las últimas temporadas. Se  percibe el sello del Tata Martino, pero creo que el argentino está cada vez más cerca de dar con la tecla para llegar a la combinación perfecta entre su fútbol y el juego clásico del Barça de los últimos años. El primer partido del año ante el Elche confirma la progresión y la mejoría mostrada en los últimos encuentros de 2013 y evidencia que el equipo cada vez juega más cómodo. Pero no es una cuestión sólo de juego o de estilo, sino de actitud, intensidad y de presión.

En ese sentido, creo que la semana crítica de las derrotas en Bilbao y Amsterdam al final ha sido positiva para el Barça. Especialmente el partido ante el Ajax se trata de un punto de inflexión clave en la trayectoria de este equipo. Aquella noche en el Amsterdam Arena el Barça de Martino tocó fondo. Tanto en juego como en actitud. Hubo reprimenda del técnico en el vestuario  y autocrítica pública de los jugadores, conscientes de que habían hecho su peor partido. Cuatro días después volvieron a perder, esta vez en Bilbao, pero la intensidad e incluso el juego durante parte del encuentro no tuvieron nada que ver con lo visto en Holanda. Ahí empezó el cambio.

Y en los siguientes partidos hemos vuelto a ver a un Barça solidario, en el que todos trabajan, que tiene la presión avanzada como una de sus señas de identidad. Así se ganó al Villarreal y así se remontó en Getafe un partido que parecía perdido. Parece que Martino ha recuperado ciertas normas que se habían perdido por el camino, como el desayuno conjunto o la obligatoriedad de estar en el vestuario una hora antes del inicio del entrenamiento. El técnico ha impuesto de nuevo una disciplina que él mismo se había cargado, para apretar más las tuercas antes de que empiece el tramo decisivo de la temporada.

En el campo estamos viendo algunas cosas que hasta ahora echábamos de menos, como un mayor protagonismo de Andrés Iniesta, confianza plena al fin en Bartra como titular o más oportunidades para Sergi Roberto. El fútbol es menos directo que a principio de temporada y todos los balones pasan de nuevo por el centro del campo, con la posesión y el toque como bandera. Si a ello le sumamos el regreso de Jordi Alba, que ha vuelto como una moto tras tres meses de baja, y las reapariciones de Valdés y Messi, la sensación es que el Barça afronta el inicio del nuevo año con plenas garantías.

El primer examen serio llega el sábado en el Calderón. Es el encuentro ideal para medir la mejoría azulgrana y confirmar que las sensaciones mostradas en los últimos partidos no son un espejismo. Aunque los de Simeone se han mostrado hasta ahora como el equipo más en forma de España y prácticamente de Europa, en el arranque tras el parón parece que el Barça ha arrancado con más fuerza que sus rivales. Pero sólo han jugado un partido y es pronto para sacar conclusiones. Eso sí, si tengo que apostar de cara al sábado lo haría por los azulgrana. Los veo muy enchufados y al fin con las ideas claras.  Y si ganan en el Calderón, ya nadie les quitará la etiqueta de máximo favorito para revalidar el título.

Relacionados