thumbnail Hola,

Edu Polo, columnista de Goal, analiza la vuelta a los terrenos de juego de Lionel Messi, Víctor Valdés y Jordi Alba una vez superadas sus lesiones

Edu Polo
 Goal.com
Síguelo en
 
Periodista, FC Barcelona, Cadena SER

El Barça del Tata Martino iniciará el nuevo año con un panorama muy alentador. Dejando a un lado todos los problemas extradeportivos que rodearon al equipo a mediados de diciembre, en lo estricamente deportivo 2014 se presenta muy prometedor para los azulgrana. El Barça mantiene el liderato en la Liga pese a la dura pugna con el Atlético, le espera un apasionante duelo ante el City en octavos de la Champions y a partir del mes de enero empieza la Copa de verdad, con todos los respetos para el Cartagena. Y todo ello con tres grandes refuerzos para Martino: Víctor Valdés, Jordi Alba y Leo Messi, tres ‘fichajes’ invernales de lujo.

Supongo que como la mayoría, tengo ganas especialmente de ver cómo vuelve Messi tras su ‘exilio’ temporal en Argentina. El delantero volverá recuperado al fin de su lesión muscular y volverá también muy liberado mentalmente, gracias a la desconexión temporal en Buenos Aires. Allí ha podido evadirse de la presión que tenía en Barcelona por sus constantes recaídas y se ha centrado sólo en recuperarse. Ha desconectado, pero eso no quiere decir que no sepa lo que aquí sucedía. Por ello espero que vuelva un Messi con el orgullo herido, picado, extramotivado por muchos motivos, por la vinculación de su padre con una red de narcotraficantes colombianos, porque Cristiano ha aprovechado su ausencia para reivindicarse como el mejor del mundo y porque sabe que algunos dicen que se está reservando ya para el Mundial. Por no hablar de su ‘affaire’ con el vicepresidente del Barça, Javier Faus.

Todo ello forma un cóctel explosivo del que estoy convencido de que va a salir el mejor Messi. Un Leo dispuesto a reivindicarse y a hablar de la mejor manera que él sabe hacer, que es con fútbol y con goles. No tengo ninguna duda que Leo Messi va a ser el gran protagonista en el arranque del nuevo año y que su regreso a los terrenos de juego va a dar mucho que hablar.

Otro gran refuerzo para Martino en este inicio de año va a ser Víctor Valdés, por muy tópico que pueda sonar. Es cierto que Pinto ha cumplido con creces cuando no ha estado el titular, pero el regreso de Valdés da un plus de confianza y seguridad al equipo que sólo él es capaz de transmitir a sus compañeros y que la próxima temporada se echará mucho de menos. La vuelta de Valdés debe servir, además, para lograr uno de los retos pendientes de cara a 2014, acabar con el sufrimiento en las acciones a balón parado, que esta temporada ya han costado un buen número de goles en Liga y en Champions. Valdés es importante por lo que para, pero también por lo que juega, ya que es más que un portero, es el primer jugador del equipo y su presencia permite superar la presión rival y atacar en superioridad.

Y del que se habla muy poco pero tiene una importancia capital es Jordi Alba. Ha estado tres meses fuera y la banda izquierda sin él no es lo mismo. El caso de Adriano es como el de Pinto, cumplen con creces, pero no es lo mismo. La aportación de Jordi Alba en ataque es clave para el juego azulgrana, ya que acaba actuando como extremo izquierdo y sus apariciones en ataque permiten a Iniesta y a Neymar gozar de mucha más libertad de movimientos y dificulta mucho más la defensa del rival. Apenas hemos visto juntos en la banda izquierda a Neymar, Iniesta y Alba, pero es una sociedad que promete mucho.

Artículos relacionados