thumbnail Hola,

Thiago y Guardiola, culpables hasta que se demuestre lo contrario

La salida de Thiago al Bayern proporciona a Pep Guardiola una perla en el centro del campo que conoce a la perfección

Edu Polo
 Goal.com
Síguelo en
 
Periodista, FC Barcelona, Cadena SER

Thiago jugará finalmente en el Bayern de Munich. El hizo de Mazinho no seguirá en el Barça porque así lo ha decidido él, quería más minutos, continuidad y ganarse la posibilidad de estar en el Mundial de Brasil del próximo verano. Y Pep Guardiola, que ahora vela por los intereses del Bayern, no ha dejado escapar a un jugador que conoce a la perfección. Es así de sencillo, de ahí que no entiendo que se acuse a Thiago de traidor y a Guardiolade mal barcelonista, cuando simplemente lo único que hacen uno y otro es su trabajo. Habitualmente, cualquier persona es inocente hasta que se demuestra lo contrario. Pues en este caso, después de ver, escuchar y leer muchas reacciones a la marcha de Thiago, parece que tanto él como Guardiola son culpables hasta que se demuestre lo contrario.

Aunque no tiene ninguna  obligación de hacerlo, creo que Guardiola no le ‘robaría’ ningún jugador al Barça, ni es su estilo ni le interesa entrar en este tipo de guerras con el club de su corazón. Pero si ve que Thiago quiere abandonar el club y que apunta al Manchester United, lo más lógico y normal es que entonces también trate de conseguir el fichaje. Quizás sin saberlo, Guardiola le ha hecho un favor al Barça, ya que sin la intromisión del Bayern quizás el destino de Thiago Alcántara podría haber sido el Real Madrid.

Otro de los señalados por el tema Thiago es Tito Vilanova, por no haberle alineado en tres partidos más para que su cláusula fuera de 90 millones. Lo grave es que te cuelen un gol por la escuadra con una cláusula así, no que el entrenador no la conozca. Yo creo que el técnico debe ser ajeno a ese tipo de cláusulas, ya que casi todos  los jugadores tienen condiciones en sus contratos, en algunos casos para subir o bajar cláusulas y en la mayoría para cobrar más en función de si superan o no el 60% de los partidos. El técnico se tiene que limitar a entrenar y a alinear a los que considera mejores para cada partido, sin estar condicionado por una u otra cláusula. El año pasado, por ejemplo, Thiago cobró un millón de euros extra por superar un número determinado de partidos. Su representante, Pere Guardiola, era el hermano de Pep. Seguro que en este caso incluso los que ahora critican a Tito entienden que es mejor que el entrenador desconozca las cláusulas, para evitar especulaciones.

Dicho esto, vamos a hablar un poco de fútbol. Lo dije hace unas semanas y lo mantengo, ni el Barça encontrará a otro jugador como Thiago ni Thiago encontrará un equipo como el Barça. Sólo el tiempo dirá si el jugador ha acertado o no, pero a priori la apuesta es arriesgada. En el Bayern va a encontrar la misma competencia o más que en el Barça para conseguir un puesto en el centro del campo y no sería sorprendente que jugara menos de lo que ha jugado este año en el Camp Nou. Thiago tiene un talento increíble y está llamado a ser un crack a nivel mundial, pero si su rendimiento es como el de esta temporada en el Barça, jugará poco en Alemania. Thiago este año ha rendido muy por debajo de su nivel e incluso cuando ha tenido oportunidades como la de ser titular en el Bernabéu, no sólo no las aprovechó, sino que cargó de argumentos a Tito para mandarlo de nuevo al banquillo. No sé si no tuvo más minutos porque no estaba a su nivel, o no estaba a su nivel porque no tuvo más minutos, pero lo cierto es que le recuerdo muy pocos partidos buenos.

No me extenderé más, pero por sacar una lectura positiva a la marcha de Thiago quiero destacar la figura de Sergi Roberto. Por fin tendrá minutos de calidad en el primer equipo y es muy posible que pronto muchos ya ni se acuerden de Thiago. Es un centrocampista distinto a Xavi, Iniesta y Cesc y tiene mucho que aportar a esta plantilla.

Artículos relacionados