thumbnail Hola,

Tito Vilanova necesita reforzar la zaga y así dejar de experimentar cambiando de posición a algunos centrocampistas

Edu Polo
 Goal.com
Síguelo en
 
Periodista, FC Barcelona, Cadena SER

Un año más, el Barça busca central.  Y un año más, el Barça no encuentra ninguno en el mercado que se ajuste al perfil que quiere Tito Vilanova. “Sólo hay dos centrales en el mundo que serían titulares indiscutibles en el Barça, Thiago Silva y Sergio Ramos”, me decía el otro día un responsable de la parcela deportiva del club azulgrana. 

Y ninguno de los dos jugará la próxima temporada en el Camp Nou. Fichar al brasileño cuesta casi 50 millones de euros y mantenerle la ficha que tiene en el Paris Saint Germain le situaría sólo por debajo de Leo Messi en la escala salarial azulgrana. Y el fichaje de Ramos ni se ha intentado, aunque de haber seguido José Mourinho en el Real Madrid, el Barça se lo habría planteado. Encontrar a un central se ha convertido en una odisea para la secretaría técnica azulgrana, que no olvida que los últimos que llegaron en esa posición fueron Chygrinski y Martín Cáceres.

Así, el Barça ya no piensa en una inversión millonaria por un central titular, sino en un defensa con proyección que llegue para crecer a la sombra de Piqué y Mascherano y que llegado el momento pueda pelear con ellos por un puesto como titular. Alto, rápido y preferentemente zurdo. Son las tres características que debe reunir el central que quiere Tito, además de tener una buena técnica para poder iniciar el juego desde atrás. Descartado Thiago Silva por su elevado precio y otros como David Luiz o Hummels porque no responden al perfil que ha pedido el técnico, el Barça trabaja con una lista de tres centrales que han llegado a la final de este particular ‘casting’ en busca de una pareja para Gerard Piqué.

El valencianista Adil Rami y el francés del Porto Eliaquim Mangala están en la terna de candidatos finalistas junto a un tercer jugador, un ‘tapado’ cuyo nombre aún no ha salido en los medios. Y Jerémy Mathieu se mantiene como alternativa por si fallan las otras tres opciones, aunque su perfil encajaba más de no haber seguido Adriano en el Barça, ya que puede actuar de central y de lateral zurdo.

Una vez se cierre la llegada del central, que es la gran prioridad para Tito Vilanova, el club tendrá dos asignaturas pendientes. La primera la portería, en la que ahora parece que no habrá cambios la próxima temporada. Valdés, a través de su representante, ya ha comunicado al club que finalmente se quedará en el Barça hasta la finalización de su contrato, el 30 de junio de 2014. La continuidad de Víctor por una temporada le cierra las puertas al retorno de Pepe Reina y aplaza la llegada de Ter Stegen, aunque el Barça podría fichar al alemán y dejarlo cedido un año más en el Borussia de Mönchengladbach. Si Valdés no vuelve a cambiar de opinión, él y Pinto seguirán siendo los porteros del Barça durante el próximo curso.

Y la otra novedad puede ser el fichaje de un nuevo delantero. El Barça no descarta incorporar a un atacante de un perfil distinto a lo que hay en la plantilla, aunque esperará hasta el último momento, a la espera de ver si aparece alguna ganga en el mercado. A diferencia del central, en este caso los técnicos no han definido un perfil exacto del delantero que quieren, pero el Barça estará atento al mercado por si hay alguna oportunidad de incorporar a un goleador que pueda ayudar al equipo en ciertos momentos de la temporada, un plan B como lo fue Henrik Larsson en su día.

Artículos relacionados