thumbnail Hola,

El club blaugrana ha demostrado que sigue manteniendo una brillante hegemonía en el fútbol español

Edu Polo
 Goal.com
Síguelo en
 
Periodista, FC Barcelona, Cadena SER

A falta de una jornada para acabar el campeonato y con la mente de FC Barcelona y Real Madrid puesta ya en la próxima temporada, la diferencia real entre los dos clubs es mucho mayor que los 15 puntos que les separan ahora mismo en la clasificación. El Barça ha fichado a Neymar, hace meses que renovó a Leo Messi hasta 2018 y Sandro Rosell mantiene la apuesta por Tito Vilanova, que dará continuidad al proyecto deportivo que él mismo empezó hace seis años con Pep Guardiola. La situación en el Real Madrid es muy distinta. Las elecciones deben ratificar la presidencia de Florentino Pérez, que debe nombrar a un nuevo director deportivo, fichar a un entrenador y solucionar el futuro de su máxima estrella, un Cristiano Ronaldo que hasta ahora ha dado largas al club cuando le han planteado su renovación.

Espanyol 0-2 Barcelona
A un suspiro de los cien puntos
El Barça se ha apuntado un gran tanto con el fichaje de Neymar, trabajado por parte del club desde hace más de dos años. Se trata de la figura emergente con más potencial del mundo y del único futbolista del planeta capaz de ponerse en poco tiempo al nivel de Leo Messi y Cristiano Ronaldo. Como comentaba la semana pasada, su fichaje es estratégico por partida doble, ya que el Barça no sólo se asegura contar con una figura como Neymar, sino que además evita que lo fiche su eterno rival.

La pareja formada por Messi y Neymar está llamada a hacer historia y puede marcar una época en el fútbol europeo. Y no hay que olvidar que el argentino sólo tiene 25 años y el brasileño 21. Son muchos los que estos días comparan a Neymar con Ibrahimovic o Eto’o y los problemas que han tenido por vivir a la sombra de Messi. Son casos totalmente distintos, ya que ellos se sentían tan importantes como el argentino. El brasileño llega plenamente consciente de que Messi es el número uno y no tiene ninguna intención de disputarle ese rol, sino de ser su mejor cómplice dentro del campo para beneficio de ambos.

Con Neymar ya fichado, Tito Vilanova y Andoni Zubizarreta deben centrar sus esfuerzos ahora en cerrar la llegada de un portero y un central de garantías, y especialmente en gestionar de forma correcta el futuro de Thiago Alcántara. Su representante fue muy hábil negociando su renovación y su cláusula ha bajado de 90 a 18 millones por no haber jugado el sesenta por ciento de los partidos. Dejar escapar a un jugador con su talento sería un error histórico, ya que el Barça no encontrará en el mercado un futbolista como él.

El futuro inmediato del Real Madrid, en cambio, sigue siendo una incógnita, ya que no está confirmada ni siquiera la llegada de Carlo Ancelotti. La mejor noticia para el Barça es que los blancos siguen sin definir su estilo y sin tener la paciencia necesaria para instaurar un modelo innegociable, que no dependa del capricho del entrenador de turno. Y está por ver el rendimiento de la plantilla tras la marcha de Mourinho, ya que los precedentes en el Porto, Chelsea e Inter muestran que el año posterior al adiós del portugués es casi siempre dramático.

Artículos relacionados