thumbnail Hola,

El club azulgrana sigue con un estilo desde la llegada de Cruyff, mientras que por el Real Madrid han pasado distintos técnicos, cada uno con su forma de ver el fútbol

Edu Polo
 Goal.com
Síguelo en
 
Periodista, FC Barcelona, Cadena SER

La semana pasada se cumplieron 25 años de la llegada de Johan Cruyff a Barcelona como entrenador. Hasta entonces, el Fútbol Club Barcelona no había sido nunca campeón de Europa y en noventa años de historia sólo había ganado diez Ligas. 25 años después de la llegada del holandés, el Barça ya tiene en sus vitrinas 4 Champions y 22 Ligas. Cruyff es el padre del modelo que ha permitido al Barça vivir los mejores años de su historia, desde la etapa del DreamTeam a la Liga actual, pasando por los catorce títulos de la era Guardiola.

El famoso ciclo, que en Madrid algunos quieren dar por acabado cada vez que el Barça pierde un partido, empezó hace 25 años y seguirá vigente mientras el club siga apostando por el modelo y el estilo que implantó Johan Cruyff. Incluso Mourinho ha acabado reconociendo que el Barça ha sido el mejor club de Europa en los últimos 25 años. Y la gran diferencia con el Real Madrid está precisamente en la apuesta por un estilo concreto y determinado. Cruyff, Van Gaal, Rijkaard, Guardiola o ahora Vilanova, todos hablan el mismo idioma futbolístico, mientras que por el Santiago Bernabéu han pasado técnicos tan dispares como Mourinho, Pellegrini, Juande Ramos, Del Bosque o Capello, cada uno con su estilo. Cada vez que Florentino o el Madrid dan un nuevo bandazo y estrenan proyecto empezando una vez más desde la nada, más ventaja para los azulgrana.



Mientras los blancos se reinventan por enésima vez, el Barça empieza a planificar la próxima temporada y lo hace fiel a su filosofía. Por eso el primer ‘fichaje’ ha sido el de Gerard Deulofeu, un producto más de la inagotable factoría de La Masia y un jugador llamado a marcar diferencias. Difícilmente el club azulgrana encontraría un futbolista como él en el mercado, igual que tampoco encontrará un medio como Sergi Roberto o un mediapunta como Rafinha. Tito Vilanova tiene muy claro que sólo buscará fuera lo que no pueda encontrar en casa: un portero, un central y un delantero contrastado que rebaje la dependencia del equipo de los goles de Messi.

El fichaje de un sustituto para ocupar el puesto de Víctor Valdés es el que está generando más controversia. El club maneja los nombres de Pepe Reina y del alemán Ter Stegen. Reina es la solución a corto plazo, un meta experimentado, formado en el fútbol base azulgrana, que domina el juego con los pies y con la personalidad necesaria para soportar la presión de la portería del Camp Nou. La dirección deportiva considera que es la figura ideal como portero de transición, mientras que en Ter Stegen ven una apuesta de futuro.

Reina lleva ocho años defendiendola portería del Liverpool y ha sido tres veces el portero menos goleado de la Premier, pero parece que algunos sólo quieren ver en él a un animador de celebraciones.En las encuestas los aficionados barcelonistas rechazan a mayoritariamente a Reina y apuestan por Ter Stegen. Me gustaría saber cuántos partidos enteros han visto del Liverpool en las últimas temporadas. ¿Y cuántos de ellos han visto un solo encuentro del Borussia de Monchengladbach o conocían al portero alemán hasta que ha sonado como futurible?Quizás muchos de ellos descubran la próxima temporada que Pepe Reina, además de un tipo que cuenta chistes, es un pedazo de portero.

Artículos relacionados