thumbnail Hola,

El lateral del Chelsea encara su 2ª convocatoria con la selección española con la ilusión de hacerse con un sitio. Desgrana en Goal a un Deschamps con el que coincidió en Marsella

EXCLUSIVA

Han sido muchos los laterales derechos que ha probado Vicente Del Bosque en los últimos tiempos junto a Álvaro Arbeloa, y el gran rendimiento que viene dando en un grande de Europa como el Chelsea le ha permitido a César Azpilicueta [28 de agosto de 1989, Pamplona] tomar la alternativa con la selección española, en la que es su segunda convocatoria con la absoluta después de haber jugado en todas las categorías inferiores de La Roja. Una experiencia y una trayectoria que los analistas más fiables consideran clave al señalar al zaguero navarro como una de las opciones de futuro más seguras para el flanco diestro de la selección española. Con la lógica ilusión por hacerse un sitio habitual en el combinado español, Azpilicueta desgrana en Goal estos primeros días con la selección, pero también qué se puede esperar de una Francia que conoce muy bien de su paso por Marsella, donde coincidió con el seleccionador Didier Deschamps, y cómo está siendo su primera temporada en el Chelsea de Rafa Benítez.

Segunda llamada con la selección española, pero primera concentración en Las Rozas con la absoluta. ¿Qué tal estos primeros días?
¡Muy bien! Cuando venimos de la Sub-16 y la Sub-17, es una ilusión enorme poder pasar por todas las etapas hasta llegar a la absoluta.

¿Cómo le han acogido sus compañeros?
Estoy más cerca de jugadores como Nacho Monreal, que fue compañero en Osasuna, y de Juan Mata, compañero en el Chelsea. Pero también conozco a muchísimos de la Sub-21, y del partido contra Uruguay. No me puedo quejar del recibimiento, la verdad.
FERNANDO TORRES, LEJOS DE LA ROJA
"Fernando Torres quiere venir a la selección. No está teniendo la suerte que los delanteros necesitan. Haciéndolo muy bien, se encuentra con porteros que hacen el partido de su vida".

Quien no ha podido ejercer de anfitrión ha sido su también compañero Fernando Torres…
Todo el mundo quiere venir a la selección, y Fernando también, claro. Al final siempre hay muchos jugadores que se tienen que quedar fuera. Fernando siempre trabaja duro, quiere lo mejor para el equipo y para él, en todos los entrenamientos se esfuerza muchísimo. No ha tenido quizás la suerte que los delanteros necesitan, y ahora, aun haciéndolo muy bien, hay veces que se encuentra con porteros que hacen el partido de su vida contra él.

¿Quién es el que más consejos le da en la selección?
No hemos tenido mucho tiempo aún. Pero seguramente los defensas, con los que compartes posición. Pero cada uno sabe lo que tiene que hacer. En las categorías inferiores venimos trabajando de una manera para que precisamente, cuando llegues a la absoluta, no se note diferencia en la forma de juego.

¿Cómo se toma esta segunda convocatoria, esta vez ya para partidos oficiales de los importantes?
¡Con muchísima ilusión! La primera siempre es especial. Y esta es la deseada continuidad al debut. Es una llamada que da muchísima fuerza porque es muy complicado estar aquí, y trabajo a diario para ello.

Por el lateral derecho de la selección han pasado muchos jugadores además de Arbeloa en los últimos tiempos. ¿Es Azpilicueta el lateral que terminará asentándose en el puesto?
Intento hacerlo lo mejor que puedo. Han pasado jugadores por este puesto, también por otro, y ahora mismo estoy yo aquí y hay que pensar en el presente. Pero tengo la ilusión de poder continuar aquí, desde luego, sabiendo de la dificultad y la enorme competencia que tengo.
"Lo que más me ha sorprendido es el ritmo de entrenamiento y las ganas que tienen todos"

¿Le ha comentado algo al respecto Vicente Del Bosque?
¡Nada en especial! Cada uno sabe bien lo que se juega aquí y lo que tiene que hacer.

Con usted coinciden en esta convocatoria muchos jugadores jóvenes, casi vírgenes en la absoluta como Isco, Javi García, o De Gea. ¿Se está renovando la selección poco a poco?
Es normal. Es un ciclo de fútbol en el que tienen que ir llegando jóvenes a la vez que otros van terminando. Como la vida misma. Lo importante es hacerlo poco a poco, pero es que en este equipo hay jugadores con 26 años que han jugado cien partidos ya. Hay jugadores de todo tipo, y eso ayuda a que no haya un cambio drástico. Hay una continuidad y eso favorece al grupo, que haya una base sólida donde luego pueda haber algunos cambios.

La “renovación dulce” que decía el otro día Vicente Del Bosque… ¿Quién o qué es lo que más le ha sorprendido en la selección absoluta?
¡El ritmo de entrenamiento y las ganas que tiene todo el mundo! Hay jugadores muy importantes jugándose títulos, en clubes punteros, y la gente puede pensar que venir a la selección es una relajación. ¡Al contrario! Vamos a entrenar y todos dan el máximo, hayan ganado lo que hayan ganado. Quieren más. Ese es uno de los grandes valores de esta selección: que este vestuario nunca se conforma.

¿Cómo encara la selección este doble choque ante Finlandia y Francia? ¿Son los partidos más importantes desde la Eurocopa?
Primero hay que pensar en Finlandia, hay que ir paso a paso. Nos equivocaríamos si pensamos sólo en Francia. Porque, perdiendo el viernes en Gijón, cambia todo.

Un partido muy cerca de su casa. ¿Irá su familia a verle en su posible debut en suelo español?
¡Puede que sí! Aún no lo sé. He jugado con la Sub-21 también cerca de Pamplona, pero todavía nunca allí, por cierto.
CÉSAR AZPILICUETA
En cinco frases
" Ganar es una obsesión para Deschamps, y tiene a Francia con él
" Polémicas como la de Benzema alteran Francia
" En el Chelsea soy mejor jugador. Me ha beneficiado el traspaso para llegar a la selección
" No es fácil para el equipo que la afición pite a Benítez
" Del Bosque ha hecho historia con España. El Balón de Oro fue merecidísimo

Coincidió dos años en el Olympique de Marsella con Didier Deschamps, seleccionador francés. ¿Le ha preguntado ya Del Bosque por alguno de sus secretos?
¡No! De momento, sólo estamos pensando en Finlandia. Pero bueno, he estado dos años con él y sé cómo trabaja, si el míster lo necesita, claro que le daré la información que pueda tener para intentar ayudar al equipo [ríe].

¿Y qué información tiene? ¿Qué se puede esperar de esta Francia de Deschamps?
Es un competidor nato, ¡su obsesión es ganar! Intenta que sus equipos jueguen bien, pero en los entrenamientos y en los partidos transmite la mentalidad de ganar. Eso quizás ha faltado en Francia en los últimos años, pero sé que ahora tiene un grupo que está con él y en el que ha calado ese mensaje. Como jugador, Deschamps lo ganó todo. Como entrenador ganó la Liga con el Marsella después de muchos años, y sé que va a ser un partido muy difícil porque sé cómo los prepara a conciencia.

¿Con quién más de la selección francesa ha coincidido en el Olympique?
Con Mandanda, Rémy, Valbuena, y Fanni… he hablado ya con Mandanda, que es con el que más relación tengo. Ya le he dicho que nos vemos allí, ¡pero que mejor hablamos después del partido! [ríe]

Estuvo en Francia dos años, ¿entiende la polémica que se ha formado con Benzema por no cantar el himno nacional?
He visto muchísimos jugadores que no lo han cantado, y parece más cuestión personal del jugador. Sé cómo es Francia y esas situaciones alteran el país. Hay muchas opiniones diferentes, pero es cierto que se revolucionan con ello. Al final, creo que son opiniones y una opción personal del jugador.

Desde el Marsella saltó al Chelsea este pasado verano. ¿Le ha beneficiado este cambio para poder acudir con la selección?
¡Sí! Para estar con España, creo que tienes que estar en un equipo de nivel. No es más fácil, pero estar disputando títulos ayuda. El nivel y la competitividad no es igual, aquí están los mejores jugadores al fin y al cabo. Yo mismo no soy el mismo jugador que era en Francia, y seguro que eso ha ayudado definitivamente.

¿Por qué dice que no es el mismo jugador?
Me siento un mejor jugador. En el Chelsea me encuentro muy a gusto, aunque empecé jugando poco, pero intento progresar día a día. El cambio más radical vino después de la grave lesión de rodilla, porque me hizo progresar mental y físicamente. A partir de ahí aprendí unas ciertas cosas que las sigo poniendo en práctica y me han hecho crecer como jugador y como persona. Soy más fuerte desde entonces.

¿Cómo fue su fichaje por el Chelsea?
Fue un proceso largo. Estaba en los Juegos Olímpicos y parecía que me iba a ir. Me tuve que incorporar al Olympique y me pidieron jugar los tres primeros partidos, aunque ya sabía que me iría. Sin problema lo hice porque siempre he estado muy agradecido al Marsella. Cuando iba al estadio entonces ya pensaba que sería la última vez que lo pisaría, y así fue. Yo di lo máximo y ellos lo valoraron y me dieron mucho cariño.

En España se hablaba el pasado verano de que era una opción para el Real Madrid…
No lo sé, la verdad. A mí no me llegó nada, desde luego. Sólo me llegó lo del Chelsea, y cuando me enteré, tenía muchísima ilusión por recalar en Londres.

¿Es el Chelsea como se esperaba entonces?
¡Sí! Es un grandísimo club, con magníficos jugadores, y la historia reciente que tiene. Venía de ganar la Champions League, y sabes el nivel que te espera. Sabía que no iba a tener el puesto asegurado, como así fue al principio. Pero en los entrenamientos día a día, y los partidos que tuve, al final conseguí esa oportunidad que buscaba.

¿Le costó adaptarse al fútbol inglés?
Es diferente al fútbol español. Pero el paso por Francia me vino muy bien, es un paso intermedio entre España e Inglaterra. Es un juego físico, que en Francia quizás lo sea más incluso, y aunque el ritmo sea más alto, sí que me ayudó el paso por Marsella.

El Chelsea como club era lo que se esperaba, pero quizás la temporada no tanto. Desde la distancia da la sensación de estar viviendo una campaña convulsa…
¡Sí! Teníamos siete títulos por ganar al principio de la temporada. Perdimos las dos supercopas, nos eliminaron en Champions en la fase de grupos, perdimos la final del Mundialito de Clubes, hubo un cambio de entrenador… ¡la temporada está siendo bastante extraña! Pero seguimos terceros, y en cuartos de la Europa League y la FA Cup, con opciones a tres títulos. Nuestro objetivo ahora es quedar lo más arriba en la Premier, clasificarnos para la Champions y ganar estas dos copas.
LOS OBJETIVOS DEL CHELSEA
"Nuestro objetivo ahora es quedar lo más arriba en la Premier, clasificarnos para la Champions y ganar estas dos copas. Si no se gana nada, será un fracaso"

¿Si no se gana nada se puede hablar de un fracaso de temporada?
¡Sí! Al final el Chelsea tiene que ganar. Es así. Quedan dos eliminatorias, y hay veces que el fútbol es un poco aleatorio. Pero pensamos en positivo, en que podemos ganar algo si hacemos las cosas bien.

Resulta extraño que, con el cambio de entrenador, los primeros críticos con Rafa Benítez sean los propios aficionados del Chelsea. ¿Es también difícil para el equipo?
No es fácil, no. Al final es por su pasado en el Liverpool y anteriores enfrentamientos con el Chelsea. Pero la afición tiene su opinión… y tampoco es igual la de todos. Cuando ganamos, sólo nos acordamos de la victoria. Y el míster, afición, jugadores, club, todos queremos ganar e intentar hacerlo lo mejor posible por el bien del Chelsea.

¿Al Chelsea le ha beneficiado en algo la llegada de Rafa Benítez?
¡Sí! Di Matteo trajo la primera Champions al club y es algo histórico, empezamos muy bien la temporada a pesar de perder la supercopa, y fue el último mes en el que los resultados no acompañaron. ¿En lo personal? Di Matteo ya confiaba en mí en ese último periodo, y luego con Benítez desde que llegó, personalmente, he tenido más minutos todavía. Al equipo le ha dado más organización, y a mí me ha hecho crecer, y desde el terreno de juego.

¿Habrá quien piense que hay cierto compadreo por ser los dos españoles?
Yo no lo percibo así, desde luego. No mira la nacionalidad. A los españoles también les deja sin jugar, de hecho. Todos somos iguales.
"La gente del Chelsea y la afición le tienen un cariño tremendo a Mourinho"

¿Sería bueno para el Chelsea que Benítez renovara para la próxima temporada?
Bueno, tiene contrato hasta junio y todos lo sabemos. Al final el club es el que toma decisiones y buscan siempre lo mejor para el Chelsea. Si continúa, perfecto. Y si creen que mejor no, perfecto también. Al final todos queremos que el Chelsea tenga lo mejor. Rafa está concentrado en el día a día y nadie piensa en el más allá. Si no cumplimos los objetivos actuales, todos saldremos perjudicados al final.

¿Puede que lo mejor para el Chelsea sea la llegada de Mourinho?
No lo sé… hablamos de un entrenador que tiene contrato con el Real Madrid. La gente del Chelsea y la afición le tienen un tremendo cariño eso sí, pero es que nosotros tenemos entrenador y él, contrato. Habrá que esperar al mercado de fichajes.

¿Cómo han sentado en la selección las declaraciones de Mourinho poniendo en duda el Balón de Oro a Del Bosque como mejor entrenador del 2012?
Bueno, no se sabe si es verdad o no lo que dice. Fue Del Bosque el votado como mejor entrenador, aunque son dos entrenadores que lo han ganado todo, pero lo que ha conseguido Del Bosque para España es histórico. No sé si es cierto lo que dice, pero todos desearíamos que no hubiera este tipo de polémicas. Cualquiera de los tres entrenadores nominados hubieran sido dignos vencedores porque lo han ganado todo, pero el premio recayó en Del Bosque y es merecidísimo.





Artículos relacionados