thumbnail Hola,

Pedro, desatado con La Roja

Es el cuarto máximo anotador de todos los jugadores utilizados por Vicente del Bosque

La vida de Pedro Rodríguez parece ir deprisa, al igual que su velocidad de ejecución en el área. Aquel chico de 17 años que empezaba a despuntar en el Club Deportivo San Isidro nunca imaginaría las emociones y recuerdos se le iban a acumular en tan poco tiempo atesorando un palmarés envidiable al alcance de pocos futbolistas.

Pedro ha llegado a sus 25 años a un punto de madurez deportiva. Como jugador profesional ha conseguido todos los títulos posibles, incluyendo un Mundial y una Eurocopa con la selección, ya que no sólo se reivindica con el FC Barcelona sino que su papel con la elástica roja parece insuflarle mayores energías. Sus últimos dos goles en el amistoso ante Uruguay confirman la capacidad anotadora del extremo que debutó con España en mayo de 2010 ante Arabia Saudí.

Sus números lo avalan. Ha marcado 9 goles en 6 de sus últimos partidos, y eso que arrancó de una forma tímida su rol anotador con España, con dos tantos en sus 18 primeros compromisos internacionales. Todo esto supone un promedio mayor que el cosechado en el equipo azulgrana, donde acumula 7 tantos en 32 encuentros.

Vicente del Bosque conoce el potencial del futbolista tinerfeño. No en vano, Pedro está situado como el cuarto artillero más letal de los futbolistas utilizados por el técnico salmantino en el combinado nacional. Una lista comandada por David Villa con 35 tantos y seguida por David Silva (15), Fernando Torres y Xabi Alonso (14), Cesc Fábregas y el propio Pedro con 11 dianas. Un jugador que parece desatado con 'la Roja'.

Puede que Pedro haya encontrado con España el equilibrio y los minutos que últimamente ha carecido con el Barça, donde a pesar de ello ya ha entrado en el selecto grupo de jugadores que han vestido la camiseta azulgrana en más de 200 ocasiones, si bien parece que su dorsal '17' vuelve a aparecer en el once titular de Tito Vilanova en los últimos encuentros. Y es que la confianza y la continuidad son la clave del rendimiento del canario, una medicina que está aplicando Del Bosque para conseguir que Pedro ofrezca todo su potencial y parece que lo está consiguiendo.

Artículos relacionados