thumbnail Hola,

"Han cumplido la ley en relación a la falta que ha cometido, nada más", dijo el seleccionador español durante una conferencia en Barcelona

El nombrado mejor técnico del Mundo en 2012 por la FIFA, Vicente del Bosque, hizo acto de presencia en Barcelona para dar una conferencia conmemorando el Día del Entrenador, organizado por la Federación Catalana de Fútbol.

El seleccionador español habló de las aptitudes que debe tener un entrenador para poder lograr el éxito que todo mundo desea. “La obligación de un entrenador es ser ejemplar y no puede estar todo el día cabreado aunque parezca que venda el lío, el conflicto permanente y la falta de sentido común”, manifestó.

Mientras continuaba hablando de las cualidades de un buen técnico, tocó otros puntos importantes en relación a jugadores españoles que se han visto envueltos en polémicas decisiones arbitrales o deportivas, como el caso de Sergio Ramos, quien ha sido suspendido por 5 partidos después de llamarle “sinvergüenza” al árbitro de su último encuentro (frente al Celta, por Copa del Rey). Del Bosque, tajante afirmó: “Han cumplido la ley en relación a la falta que ha cometido, nada más".

También dio su opinión respecto al caso Íker Casillas, y admitió que, por el momento, no cree que su mal momento con el cuadro merengue arruine su carrera con La Roja: “¿Si no hay problema, para qué vamos a buscar una solución?”, soltó.

Continuó la conferencia hablando sobre la importancia de la unión que debe existir como grupo para conseguir el éxito: “Es muy difícil que un equipo sin buenas relaciones consiga el éxito, por lo que resulta fundamental que un equipo se muestre unido en lo deportivo y en lo humano”, aseguró.

Para finalizar, los asistentes a la charla del entrenador preguntaron por la opinión del mismo respecto a los entrenadores que lo acompañaron en la terna a Mejor Técnico: Pep Guardiola y José Mourinho. Sobre el primero, lo puso como ejemplo de “lo que es el entrenador español”. Y añadió: “Ha desarrollado muy bien la estrategia deportiva, ha tenido buenas relaciones con todo el mundo y ha sido un hombre agradable. Se ha ganado el derecho a decidir su futuro”.

Sobre el portugués fue menos directo, siendo sus palabras: “Claro que es difícil ser entrenador del Madrid. Todas las decisiones que tomas son muy debatidas. El entrenador del Madrid, desde luego, no se aburre", finalizó.

Artículos relacionados