thumbnail Hola,

La Roja cedió su tercer campeonato mundial al perder con Brasil

Brasil superó a España en la final del campeonato del mundo de fútbol sala, disputado en Tailandia, gracias a un gol de Neto en la prórroga.

En la primera parte el dominio fue totalmente español. Sin crear grandes ocasiones, España tuvo el control del partido y la sensación de peligro era roja. Además, el arbitraje perjudicó a la selección, perdonando la expulsión a Jé, que cazó a Lozano, dejándole fuera del partido durante gran parte del choque.

En la renaudación, el partido ganó en intensidad y ocasiones. Un fallo en el marcaje en un córner dejó libre a Neto, que conectó un disparo seco desde 12 metros. España siguió intentándolo con un Fernandao gigante, peleón y sacrificado. Fue en una falta cuando llegó el premio para la Roja. Tras el lanzamiento de Miguelín, el despeje de Tiago cayó a Torras, que fusiló por raso. Poco después, un disparo de Aicardo rozó en Fernandinho y despistó a Tiago, que no evitó el gol.

A 3 minutos del final, jugando con portero-jugador, Falcao clavó un zurdazo en la escuadra de Juanjo que llevó el partido a la prórroga.

El tiempo extra fue periodo de respeto y tanteo, sin tomar riesgos excesivos. España llegaba con cinco faltas y no quiso arriesgarse en los balones divididos. Tiago volvió a ser decisivo sacando dos disparos a Lozano y Miguelín al filo del descanso. La parte final fue de Brasil, buscando la falta de los españoles para forzar un doble penalti.

Cuando todo indicaba que iríramos a los penaltis, Neto se inventó una jugada por banda para lograr el triunfo a falta de 19 segundos.

Artículos relacionados