thumbnail Hola,

La empresa que tiene los derechos, Sport Five, bajó ayer el precio y pedía por el partido 1.100.000 euros

El partido de clasificación para el Mundial de 2014 que mañana disputan Bielorrusia y España aún no tiene plataforma para ser televisado. Ayer, Sport Five bajó el precio y pedía por el partido a 1.100.000 euros, pero seguía siendo demasiado alto para las cadenas.

En la Federación no perdían la esperanza para que el partido se emita finalmente en abierto. De hecho, Jorge Pérez, secretario general de la FEF, que tenía previsto viajar ayer a Minsk, se quedó en Madrid para mediar con todas las partes y encontrar una solución. En el Gobierno también hay inquietud porque se solucione el conflicto ya: los partidos de España forman parte del catálogo de acontecimientos deportivos de interés general.

Telecinco fue la cadena que emitió su último partido a domicilio, el primero clasificatorio para el Mundial de Brasil ante Georgia. Y se vivió una situación similar, aunque al final la cadena de Mediaset aceptó pagar. Pero la crisis ahoga a todos y, en el caso del Bielorrusia-España, ni Mediaset ni TVE ni Antena 3 están dispuestos a desembolsar ese dinero. "Mediaset no ha creído oportuno pagar tanto por el partido en esta situación de crisis actual", confirmaba JJ Santos. "Ni la audiencia ni los ingresos por publicidad son los mismos, por tanto, el precio de los derechos tampoco puede ser el mismo", recalcaba Manu Carreño.

Y TVE, que produce y emite los partidos de la Selección como local y será la cadena del España-Francia, negaba que ayer hubiera negociado su compra: "No lo vamos a retransmitir en estas circunstancias y condiciones". O baja mucho más el precio o ninguna lo emitirá.

Los ingresos publicitarios han bajado mucho y no cubren la totalidad del gasto que pretende cobrar Sport Five. Además, que el partido sea en día festivo (resta audiecia) y que el horario no sea prime time, aumentan aún más las dificultades para encontrar una solución a este tema.

Artículos relacionados