thumbnail Hola,

La Roja deberá afrontar en los próximos días los compromisos de clasificación para el Mundial 2014 frente a Bielorrusia y Francia

ANÁLISIS | SELECCIÓN ESPAÑOLA

Dicen que después de la tormenta siempre llega la calma. Y qué mejor que aplicar esta frase hecha a una semana post-Clásico en la que la selección española centra la atención futbolística en nuestro país. Los compromisos internacionales de La Roja frente a Bielorrusia y Francia toman el relevo al frenético y espléndido Barcelona - Real Madrid del domingo.

En una lista en la que las principales novedades son el regreso de Javi Martínez y la ausencia de Juan Mata, hasta 13 jugadores de los dos gigantes españoles estarán presentes, y esto teniendo en cuenta que Gerard Piqué y Carles Puyol han quedado fuera por sendas lesiones.

Esta convocatoria llega en un momento en el que un inmejorable ambiente rodea a la plantilla. El de este fin de semana en el Camp Nou fue un Clásico cordial, entre rivales pero también amigos, sin tanganas o disputas más allá del terreno de juego. Algo que sin duda ayuda a la hora de reunir a 23 futbolistas en busca de un objetivo común.

En esta fase de grupos de clasificación para el Mundial 2014 la selección española se impuso in-extremis en el único partido disputado hasta la fecha. Fue en Tbilisi, frente a una aguerrida e incómoda Georgia. Roberto Soldado, que repite en esta ocasión, volvió a ver portería en los instantes finales y dio los tres primeros puntos a La Roja.

Los rivales para los próximos días se presumen más complicados: Bielorrusia, el próximo viernes, y una Francia que lidera el grupo con 6 puntos, el martes que viene, se enfrentarán a los hombres de Vicente del Bosque. Será una nueva ocasión de ver juntos a Iker Casillas y Xavi Hernández, flamantes ganadores del polémico Premio Príncipe de Asturias de los Deportes, a Jordi Alba o Álvaro Arbeloa, que el fin de semana compartieron cancha en el Camp Nou... Y cómo no, al doble pivote más discutido de la pasada Euro 2012, formado Xabi Alonso y Sergio Busquets. Lo dicho, rivales el domingo y compañeros en los próximos días.

Sumar un pleno de puntos en las tres primeras jornadas de la fase de clasificación sería clave para la selección española de cara a reafirmar su condición de favorita del grupo y mantener la racha de victoria consecutivas. Veremos si lo consiguen.


Artículos relacionados