thumbnail Hola,

Tras proclamarse campeón de la Europa League con el Atlético, el asturiano soñaba con la selección sin esperarse el fracaso olímpico

 Adrián Boullosa
 Análisis | Londres 2012
Síguele en

Adrián López lo tenía todo para disfrutar de un verano de ensueño después de su gran temporada en el Atlético de Madrid. Tras aterrizar en el Vicente Calderón, el delantero dio un paso al frente en su carrera ganándose muy pronto el cariño de la afición colchonera.

Ese fue el principal motivo para que Vicente del Bosque se acordase de él para confeccionar la lista previa antes de la Eurocopa 2012 mientras su nombre empezaba a sonar en las quinielas como posible refuerzo del FC Barcelona.

El seleccionador no quiso pasar por alto la gran actuación del colchonero y eso le valió para debutar ante Serbia en el primero de los partidos amistosos que la Roja disputó antes del inicio de la competición oficial.

Fueron muchas las voces que pidieron la inclusión de Adrián en la lista definitiva que acudiría a Polonia y Ucrania: su movilidad en la punta del ataque dotaban a España de una versatilidad de la que quedaba huérfana con la inclusión de dos futbolistas de corte similar como Álvaro Negredo y Fernando Llorente.

Sin embargo, y pese a vivir un verdadero sueño tal y cómo el mismo reconoció, no acudir a la Eurocopa fue un jarro de agua fría y una de las decisiones más discutidas de Del Bosque cuando se dio a conocer la convocatoria.

Pese a ello, Adrián encajó con deportividad la decepción y empezó a animar a la selección desde el minuto cero: "Muchas gracias a todos por el apoyo, de verdad, estoy muy feliz por mi amigo Juanfran Torres, se lo merece", comentó en Twitter.

Mientras el delantero no se perdía detalle de lo que ocurría en la Euro, aprovechó para desconectar y prepararse para su nuevo desafío: los Juegos Olímpicos.

De esta forma, el rojiblanco empleó su tiempo libre para estar con su familia y sus amigos en Asturias y, más tarde, tomó un avión a Costa Rica. Era el momento de recargar pilas antes de viajar a Londres.



Su llegada a la selección olímpica tampoco hacía presagiar lo que se avecinaba: el equipo conservaba a gran parte de los jugadores que se proclamaron campeones en el Europeo Sub-21 de Dinamarca en 2011 y además habían llegado refuerzos de altura para buscar el oro.

Sin embargo, la presión de ser favoritos, el primer tropiezo ante Japón y la traumática eliminación ante Honduras con arbitraje polémico incluido provocó que el sueño de alcanzar una medalla se desvaneciese de pronto para el jugador de 24 años.

ADRIÁN CON ESPAÑA
Euro Sub-21
España campeona, Adrián máximo goleador, mejor jugador
JJOO España eliminada en fase de grupos, Adrián marcó cero goles

El shock es aún más fuerte si comparamos la situación particular de Adrián: de ser elegido mejor jugador y máximo goleador en Dinamarca, el delantero no fue capaz de ver puerta en Londres 2012, al igual que el resto de sus compañeros.

Ahora, son muchos los que se preguntan en la ribera del Manzanares si al jugador del Atlético de Madrid le pasará factura su decepción.

Lo cierto es que Adrián ya ha demostrado su fortaleza mental con creces. La experiencia vivida en Gran Bretaña le ha posibilitado madurar más como futbolista y vivir momentos inolvidables como la ceremonia de inauguración en el London Olympic Stadium.

En ocasiones, un tropiezo es necesario para dar un paso al frente. En la ribera del Manzanares, Adrián volverá a encontrarse con Falcao, su mejor socio en la delantera, para tomar un papel protagonista en el proyecto 2.0 de Simeone. En el horizonte, seguir trabajando como la pasada campaña para ganarse un puesto sin discusión en la Roja. Desde luego, ha demostrado que lo puede conseguir.

Encuesta del día

Relacionados