thumbnail Hola,

No sólo ha logrado si primer gol en Eurocopas ante los Azzurri, sino que el éxito de la final supone el primer triunfo ante este rival en los torneos 'gordos'. ¡Al fin, España!

Si algo le faltaba a la selección de España para terminar de consolidar la campaña heroica de esta Generación de Oro, era romper con todos los mitos que le faltaban frente a una selección Top, como la de Italia. Nunca antes había podido anotar La Roja un gol frente a este equipo en la historia de la Euro y, además, tampoco se le había podido ganar contando los dos torneos gordos: la cita continental, y los Mundiales de fútbol.
ASÍ FUE LA GRAN FINAL (4-0)
ESPAÑA
Dominó claramente en el primer tiempo y vio puerta en sus dos llegadas a fondo: anotaron David Silva y Jordi Alba. Luego, Se hizo fuerte con el control del balón y apuntilló con goles de Torres y Mata.
ITALIA
Soprendida, por la extraordinaria marca a Andrea Pirlo y el gran trabajo de los centrales con Balotelli, Italia sufrió desde el minuto 1. El peor partido de la Azzurra fue, justamente, en la final.

Sin embargo, en esta Euro 2012 de Ucrania y Polonia, España ha comenzado con ganas de romper esas rachas negativas ante los italianos. La primera se logró pronto, en el debut de ambos por la primera fase, con un empate de 1-1 que permitió a La Roja celebrar su primer gol ante este rival (lo hizo Cesc Fàbregas) en la historia de la competición. Antes, recordemos, se habían enfrentado en tres ocasiones, y en dos de ellas hubo empates sin abrir el marcador (2008 y 1980). El otro encuentro lo ganaron los Azzurri, por 1-0 en la Euro de 1988.

Sin embargo, la racha más importante que había que romper era otra: la imbatibilidad de Italia frente a España contando todos los torneos gordos, es decir, Eurocopas y Mundiales. Más allá de los choques por Juegos Olímpicos, donde se logró una única victoria en la edición de 1920 (2-0), España no había podido ganar en ninguno de los seis choques oficiales por las dos competiciones más importantes.

En Copas del Mundo, por ejemplo, cosechó una derrota en 1994 (2-1), otra en 1934 (1-0) y en ese mismo año, el de la segunda Copa Jules Rimet -que ganaron justamente los azzurri-, se registró un empate de 0.0.

Gracias a la epopeya de este domingo en Kiev, España, asímismo, ha recortado la ventaja de Italia en el histórico de enfrentamientos, sumando ahora nueve victorias por diez de los italianos en 30 partidos en total. Los otros once se saldaron con empate.

Por si faltara algo para comprender el valor de esta victoria en Kiev, hay que decir que ésta ha sido la primera vez que España logra batir a Italia en campo neutral. En los otros tres encuentros que se disputaron fuera de esos dos países, siempre había ganado Italia.

Artículos relacionados