thumbnail Hola,

Después de concretarse el 4-0 en Kiev, Ucrania, el centrocampista ofensivo de La Roja exhibió una camiseta blanca con los nombres de los ya fallecidos personajes del fútbol español

Cesc Fábregas desniveló en el primer gol de España, al tirar el centro que acabó en el tanto de cabeza de Jordi Alba. Una de las principales figuras que tuvo La Roja en la final contra Italia no se olvidó de los fallecidos Miki Roqué, Manolo Preciado, Dani Jarque y Antonio Puerta. Después de concretarse el 4-0 en Kiev, Ucrania, el centrocampista ofensivo del Barcelona, que hizo las veces de falso 9 en el equipo de Vicente del Bosque, exhibió una camiseta blanca con los nombres de los ya fallecidos personajes del fútbol español.

Antonio Puerta había muerto en 2007 tras sufrir un desvanecimiento durante un partido contra el Getafe, que le supuso al entonces jugador del Sevilla múltiples paros cardiorrespiratorios que le mantuvieron en la UCI hasta su fallecimiento.

La tragedia golpeaba en 2009 a Daniel Jarque, entonces defensa central del Espanyol, que fallecía de forma inesperada en Coverciano, cerca de Florencia, donde el equipo blanquiazul estaba de pretemporada. Un fulminante ataque al corazón acabó con su vida.

Otro de los homenajeados por Fábregas fue el extécnico Manolo Preciado Rebolledo, quien falleció este año en Valencia, tras sufrir un ataque al corazón. El entrenador tenía 54 años, y había firmado recientemente un contrato con el Villarreal y esperaba para ser presentado como míster del Submarino Amarillo a la brevedad.

La más reciente de las muertes fue la de Miki Roqué. Falleció el domingo pasado a los 23 años tras ser incapaz de superar el cáncer óseo que le fue diagnosticado en marzo de 2011. Después de más de un año de lucha encarnizada con un tumor en la pelvis, el cuerpo de Roqué dijo adiós en la clínica Dexeus de Barcelona, donde fue operado en su momento y ha sido atendido desde entonces.

Cesc, oportunamente, no se olvidó de ninguno de los cuatro.

Artículos relacionados